De Pastores y Pastorelas I

Apóstolado

¿Por qué de esta Serie? Por que, inclinado por algunas preguntas y comentarios de nuestros lectores, es bueno que estudiemos a profundidad uno de los ministerios más extendidos y en algunos casos incomprendidos. No pretendiendo ser plataforma de reivindicación para los mismos, sino siendo escrutadores de un servicio y llamado que viene del cielo.

En semanas anteriores abordé el tema del apostolado, según mi discernimiento, creo que se pudo concluir que el problema no radica en agenciarse el titulo, o que se lo decreten y le unjan como tal, el problema radica en la aplicación del concepto. Mi amigo pastor Wilfredo Escalante, menciona que muchos se lanzan en busca del nombramiento y reconocimiento sin saber que hay un precio que pagar, y haciendo caso omiso de todas las condicionantes para ser llamado como tal, se lanzan en busca de, supuestamente, el reconocimiento, la fama y a fortuna que se esconde en tal nombre.

Pero de eso ya hablamos, ahora me enfoco en el desarrollo normal de los acontecimientos, mi pastor y amigo Tony Willis, a quien saludo con especial cariño hasta Virginia, USA. Me manifestaba las diferencias entre el llamado pastoral y el nombramiento pastoral, punto que cruzo con la frase con que inicie mis estudios Bíblicos Teológicos y el pastor, también mi amigo, Walter Valle, manifestaba que el instituto bíblico no hace pastores, solo capacita a los siervos que se disponen a aprender el arte y el oficio de ser pastor.

Con este abordaje, hago la diferencia entre los patrones que rigen una persona y la persona dentro del ministerio, sea al que ha sido llamado o al que se ha abordado. Para poder iniciar nuestro estudio, primero debemos entender que:

1º. Los hombres llamados a servir, son gente que se han dispuesto a Servir a los hombres por medio de su entrega al creador de sus vidas y Señor de Señores, Jesucristo.

2º. Son Hombres con sentimientos, sensaciones y deseos al igual que todos los demás.

3º. Por lo anterior, son inclinados a equivocarse, pero como humanos también son proclives a enmendar, no en la mayoría de casos.

4º. Son responsables de encaminar a un pueblo, por los caminos que el Señor, les tienen trazado.

5º. También son pastoreados por el mismo pastor de las gentes de su congregación. Por lo mismo no son la autoridad superior en ese lugar.

Entonces, ¿Cómo descubrir quien tiene un genuino llamado Pastoral? No es nada fácil, pero se debe tomar en cuenta la inclinación del corazón, antes de las razones de los que nos rodean.

Existen una gran cantidad de congregaciones, y cada cual tiene aspectos y doctrinas que les caracterizan, y en cada una de ellas existe una cantidad de pastores en capullo, que esperan que los tiempos le ayuden a desarrollarse y que los dirigentes ministeriales, tomen todas las herramientas y se las pongan al alcance de la mano para su ulterior desarrollo.

Entonces un pastor es llamado y desarrollado, sí en un instituto bíblico, ok, pero también, en su comunión, en su vida diaria, en su vida de congregación y lo más importante, en su vida de familia, diferenciando su hogar de su congregación.

Próxima Semana: Fuego extraño

  • English, for pray together !

  • Nuevas entradas y temas para pensar en el Cuerpo de Cristo en la tierra y orar unos por otros.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s