Costa Rica y El Salvador reanudan lazos con Cuba

Uncategorized

SAN JOSE

Costa Rica y El Salvador anunciaron el miércoles casi simultáneamente el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba, con lo que Centroamérica consolida sus vínculos regionales con la isla.

Los dos únicos países latinoamericanos que mantenían distancia con el régimen castrista acordaron remediar esa situación en anuncios casi al unísono, aunque se desconoce si pactados, que coinciden con la elección en El Salvador de un régimen de izquierda.

Oscar Arias, presidente de Costa Rica, anunció que “a cada idea le llega su momento” y que este era el momento adecuado para acercarse a Cuba, “porque las condiciones en el mundo han cambiado”.

“En el mundo no todos los países gozan libertad como Costa Rica… muchos no son democráticos y tenemos relaciones diplomáticas con ellos, pero no podemos dialogar con otras naciones sin reconocerlas”, añadió Arias a propósito del decreto con el que restableció los lazos con Cuba.

El recién electo presidente salvadoreño, Mauricio Funes, del ex guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), aseguró a su vez que esta decisión ya estaba tomada, que era uno de sus anuncios de campaña y que se ejecutará “a su discreción”, en cuanto asuma el cargo.

“A la fecha, seríamos el único país de América Latina que no mantiene relaciones diplomáticas con Cuba”, declaró Funes, casi al mismo tiempo de conocerse el anuncio de Costa Rica de intercambiar embajadores con el gobierno de la isla.

“La posición oficial solo la define el presidente”, agregó, y desautorizó “cualquier opinión sobre política exterior” que no exprese él personalmente.

El escenario queda listo para una posición común latinoamericana respecto a Cuba en la próxima Cumbre de las Américas, fijada para los días 16 y 17 de abril en Trinidad y Tobago, donde se espera la asistencia del presidente estadounidense Barack Obama.

Cuba no asistirá a la Cumbre a pesar de sus “excelentes relaciones con el país anfitrión.

Según confirmó este miércoles en La Habana el canciller cubano Bruno Rodríguez, “Cuba “fue excluida por los Estados Unidos cuando lanzó su iniciativa” y ahora no está invitada, por tanto ‘‘no estará presente”.

El Salvador rompió relaciones diplomáticas con Cuba en 1959, luego de la llegada al poder de Fidel Castro, y el actual presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, reiteró durante sus cinco años de gobierno que no autorizaría relaciones con el Gobierno cubano por “comunista”.

Costa Rica rompió relaciones con Cuba en 1961, pero desde el segundo gobierno de Arias, en 2006, las críticas al régimen cubano se incrementaron, alcanzando momentos de gran tensión en agosto de ese año, tras la cancelación de una reunión en Colombia entre el presidente costarricense y el entonces vicepresidente de la isla, Carlos Lage.

En reiteradas ocasiones Arias manifestó su deseo de que Cuba experimentara una “transición hacia la democracia” y comparó a Fidel Castro con el ex dictador chileno, Augusto Pinochet.

El gobierno cubano tildó a Arias de “payaso”, “vulgar mercenario” y “personaje vanidoso, mediocre y enfermo de protagonismo”, además de “testaferro” de Washington y “servil papagayo del imperialismo yankee”, según publicó el diario oficial cubano Granma.

A lo largo de 2008 los ataques entre ambos gobiernos cesaron paulatinamente y desaparecieron por completo al asumir el poder Raúl Castro de forma oficial, en febrero del pasado año.

Hace solo dos semanas, el canciller costarricense, Bruno Stagno, recibió al cónsul de Cuba en San José, quien le invitó a la Cumbre de Países No Alineados que se celebrará en La Habana en abril próximo.

Costa Rica apoyó en diciembre pasado el ingreso de Cuba al Grupo de Río y Arias llegó a solicitar a Estados Unidos que flexibilice su política hacia Cuba y levante el embargo comercial.

Del resto de los países del área, Honduras restableció relaciones diplomáticas con Cuba el 26 de enero de 2002, un día antes de que cesara en su cargo el entonces presidente, Carlos Flores, aunque no fue hasta 2007 que Manuel Zelaya, el actual gobernante hondureño, nombró representante en la isla.

Panamá rompió relaciones diplomáticas con La Habana tras el triunfo de la revolución y fue el fallecido general Omar Torrijos, padre del actual gobernante panameño, quien las restableció en 1974.

También a Torrijos hijo le tocó recuperar los lazos formales con la isla, al inicio de su gestión, en 2005, para subsanar la ruptura decretada por La Habana durante el gobierno de Mireya Moscoso (1999-2004), quien indultó a Luis Posada Carriles y a otros tres activistas anticastristas detenidos en Panamá y acusados de terrorismo por La Habana.

En Nicaragua, el sandinista Daniel Ortega elevó las relaciones diplomáticas con Cuba a nivel de embajadas a su llegada por segunda vez al poder, en enero de 2007.

En su primera gestión presidencial, en 1979, tras el triunfo de la revolución del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FMLN) con el que gobierna Ortega, Nicaragua restableció relaciones diplomáticas con Cuba por primera vez desde las sanciones internacionales recomendadas por la OEA.

Guatemala, a su vez, normalizó sus relaciones diplomáticas con Cuba, “congeladas” desde 1961, el 27 de enero de 1998, y meses después reabrió su representación diplomática en La Habana.

La disposición de Guatemala se produjo tras la primera visita del Papa Juan Pablo II a la isla caribeña, donde pidió que “Cuba se abra con todas sus magníficas posibilidades al mundo y que el mundo se abra a Cuba”. El presidente guatemalteco, Alvaro Colom, visitó Cuba en febrero de este año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s