El Agrado del Padre

Apóstolado, Cristianismo, Intercesión, Pastorado, Pray, Prayer Room, Transformando Ciudades

El agrado del Padre

“No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo, y mi juicio es justo,
porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre.”

Juan 5:30

La voluntad de Dios es conformarnos a la imagen de su hijo Jesús, para que cumplamos el propósito de victoria que Él diseñó para nuestras vidas acá en la Tierra.
Para lograrlo, debemos dejar de buscar agradarnos a nosotros mismos y agradar al Padre celestial.

Muchas veces enfrentamos situaciones difíciles: una enfermedad, problemas financieros, contiendas familiares, y la tentación es fijar la atención y la mente en esos problemas e intentar resolverlos a nuestra forma. No tenemos tiempo para Dios. Otras veces, por el contrario, estamos viviendo épocas de bonanza, todo está bien y tenemos ganas de disfrutar y tampoco ponemos a Dios en primer lugar.

Tanto el afán como la displicencia son trampas presentadas por el diablo para alejarnos de permanecer en la voluntad del Padre. El ceder a ellas o no, es nuestra decisión.
Conocemos a Dios y su poder pero ¿por qué su poder no siempre es manifestado a través de nuestras vidas? Porque no estamos abocados a hacer la voluntad del Padre. Jesús lo hizo, agradó al Padre y siempre se manifestaba su poder.

Si usted quiere crecer, no está solo en este deseo, el Espíritu Santo le ayudará.
Jesús como humano, tuvo que decir no a la carne y sí a Dios. Hay cosas que no son malas en sí mismas, pero nos impiden caminar con Dios. Por eso debemos tomar la decisión firme de pasar tiempo con el Espíritu Santo, obedecer sus instrucciones. De esta manera, nacerá un deseo profundo por las cosas de espirituales y crecerá la santidad en nuestro interior. La mejor definición de santidad es “hacer las cosas que le agradan al Padre”

Él nos ayudará a vivir una vida exitosa y llena de poder. Correrán ríos de agua viva de nuestro interior. Busque agradar al Padre y vivirá en el favor divino.

Oración: Padre ayúdame con el bendito Espíritu Santo, quiero agradarte como Jesús lo hizo, deseo alcanzar su estatura y vivir en la manifestación de su poder sobrenatural. Renuncio a lo que te desagrada y busco tu voluntad. En el nombre de Jesús, Amén.

Apóstol Juan O. Crudo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s