Las 10 razones del ‘no’ a Madrid

Actualidad Mundial, Deportes, News Alert, Noticias, Noticias Nacionales, Noticias y Crónicas
Una playa para celebrar

Sólo una hora duró la ilusión en Madrid, el tiempo para la última votación, que confirmó el trasvase de votos de Chicago y Tokio a Río de Janeiro. La candidatura española dio la sorpresa al liderar la primera votación y llegar a la final, pero ahí se vio perjudicada por diversos motivos, desde la rotación de continentes hasta la ausencia del tradicional apoyo latino, que se decantó por la opción brasileña.

  • 1.- Falta de peso en el COI.
  • La influencia de Samaranch aseguraba tradicionalmente 30 votos, pero ese ‘suelo’ en que se movió Madrid se convirtió también en su ‘techo’. Madrid arrancó líder con 28 apoyos, pero sólo pudo arrancar cuatro más en la finalísima. Río le arrebató esta vez el importante voto latino, con 15 representantes.

  • 2.- Rotación de continentes.
  • La ley no escrita de que dos Juegos no se pueden celebrar en el mismo continente de forma consecutiva lleva vigente desde Helsinki 1952. Tras la decepción de 2012, Madrid decidió apostar de nuevo a pesar de contar con este lastre. París, también derrotada hace cuatro años, decidió aguardar su turno hasta 2020. Quizá acertó de lleno.

  • 3.- Perfil bajo de las estrellas.
  • Raúl completó una notable presentación en Copenhague, pero las dos principales figuras del deporte español lo vieron desde la distancia. La sombra de Rafa Nadal, que arranca el miércoles en el torneo de Shanghai y Pau Gasol, con descanso obligado de los Lakers, flotó en el ambiente. Ambos podían haber dado un impulso decisivo a la candidatura.

  • 4.- Líderes políticos.
  • La innegable influencia geopolítica de Obama o el pujante carisma de Lula contrastaban con el papel secundario a nivel internacional de Zapatero. El presidente del Gobierno, siempre optimista, no dio el suficiente empaque a la candidatura y apenas utilizó el inglés o el francés para dirigirse a los miembros del CIO.

  • 5.- Confusión en el dopaje.
  • Lo avisaron tras la presentación en mayo y reincidió en Copenhague el sueco Arne Ljungqvist, presidente de la Comisión Médica del COI. El dopaje era un asunto conflictivo y el Gobierno tuvo que actuar a contrarreloj para ampliar el horario de seguimiento a los atletas acorde con la AMA. Fue a través un Decreto Ley con fecha del 20 de septiembre que se ha mostrado insuficiente.

  • 6.- Entramado administrativo.
  • A pesar de que la financiación pública rayaba a gran altura, los problemas entre las diversas administraciones lastraron el proyecto. Así lo advirtió el informe del 2 de septiembre y los tres estratos del dinero público (local, regional y nacional) suscitaron demasiadas dudas en comparación con Río.

  • 7.- La presentación de mayo.
  • Se dijo que sólo era un sello, que no había problema por no alcanzar la calificación “muy alta calidad” en la presentación, pero el último puesto en el examen previo hizo nadar a contracorriente en la recta final. Algo se mejoró en Copenhague, pero las críticas también se extendieron por un vídeo que ya se había enseñado demasiadas veces.

  • 8.- Los últimos en salir de la crisis.
  • Fue un pésimo augurio, pero el FMI ofreció un pronóstico sombrío sólo horas antes del momento clave, al asegurar que España será el último gran país en salir de la crisis mundial. Los datos del PIB, el paro y la salida de la recesión no invitaban a nada bueno. Río supo explotar la pujanza brasileña, una de las economías emergentes junto a India, Rusia y china.

  • 9.- Eventos deportivos a la baja.
  • La apuesta de 2012 se tradujo en citas organizativas de primer orden (Eurobasket y Mundiales de judo, ciclismo o gimnasia), un listón demasiado alto. El pulso se mantuvo a duras penas por la llegada del Masters 1.000 al Madrid Arena o la final de la Champions. Río, por ejemplo, supo explotar este factor, negativo en un primer vistazo. Dos años depués del Mundial de Fútbol tendrá Juegos.

  • 10.- Barcelona, demasiado cerca.
  • El éxito de 1992 resultó apabullante, pero Madrid habría necesitado un plazo mayor para dejar su sello y desmarcarse de ese grato recuerdo. De hecho, ningún país salvo EEUU ha conseguido organizar dos Juegos en un plazo menor, los 12 años que separaron las citas de Los Angeles y Atlanta. Además, las potencias europeas negaron su voto pensando en sus posibilidades para 2020, cuando el turno quizá vuelva al Viejo Continente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s