Informe de Naciones Unidas Las mujeres de los países pobres, motor olvidado contra el cambio climático

Actualidad Mundial, Día internacional preservación de la capa de ozono, ECOLOGIA, Economia y finanzas, Intercesión, News Alert, Noticias, Noticias y Crónicas
Una mujer sudanesa lleva un bidón de agua en la cabeza. | AFPUna mujer sudanesa lleva un bidón de agua en la cabeza. | AFP

  • ‘Es más que una cuestión de emisiones’, dice la directora de UNFPA

Isabel Espiño |

En la aldea de Bidakanne (en el estado indio de Andhra Pradesh), Samamma ha plantado girasoles, linaza, garbanzos, azafrán… Todo ello sin agua ni productos químicos. Ella es una de las 5.000 mujeres indias que, ayudadas por la organización Deccan Development Society, han adoptado este método agrícola contra el calentamiento global. “En mi tipo de cultivos, uno absorbe y otro debuelve lo absorbido a los suelos, y además satisfago todas mis necesidades de aceites, cereales y verduras”, dice Sammana.

Como hacen las habitantes de Andhra Pradesh, las mujeres de los países en vías de desarrollo tienen potencial para movilizarse contra el cambio climático. Según el informe de Naciones Unidas ‘Estado de la Población Mundial 2009’, esta lucha tendrá mucho más éxito si así lo hacen.

Ellas son las grandes afectadas por el calentamiento global, pero también ‘guerreros’ a los que es posible implicar en esta lucha. “El cambio climático es más que una cuestión de eficiencia energética o de emisiones industriales de carbono; es también una cuestión de dinámica de la población, pobreza y equidad de género”, dice en el informe Thoraya Ahmed Obaid, directora ejecutiva del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

Las grandes afectadas

Pese a que los países industrializados son los que han causado la mayor parte de las emisiones de gases de efecto invernadero, son las naciones pobres las que soportarán las peores consecuencias. En especial, las mujeres. Ellas son las que se encargan de las labores agrícolas en estos países (entorpecidas por los cambios del clima).

Asimismo, las féminas se verán más perjudicadas por el incumplimiento de los objetivos del milenio (entre ellos, la igualdad de sexos y asuntos de salud sexual y reproductiva como reducir la mortalidad materna o los contagios por VIH). El informe advierte de que el calentamiento global dificultará el cumplimiento de estos objetivos de salud y desarrollo establecidos por Naciones Unidas.

El escrito, publicado con vistas a la próxima reunión sobre el clima en Copenhague —y preparado antes de que los líderes mundiales ‘descafeinasen’ los objetivos de la cita—, lanza cinco propuestas para implicar a las mujeres de los países en vías de desarrollo en la lucha contra el cambio climático.

Mayor participación, investigación y salud reproductiva

“Una mayor participación de las mujeres en la cuestión del clima —como científicas, como activistas comunitarias o como negociadoras en el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático— sólo puede mejorar la respuesta de la sociedad al cambio climático!, reza el informe. Actualmente, sólo el 15% de los autores de los informes de evaluación que prepara este Grupo son mujeres.

El escrito señala que “el acceso universal a servicios de salud reproductiva, combinado con una mejor educación de las niñas y con la igualdad entre hombres y mujeres, contribuiría a la disminución de las tasas de fecundidad, lo cual, a su vez, ayudaría a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo”.

Insta además a que se estudien más a fondo “las interacciones entre cuestiones de género y cambio climático. Hay pocos datos relativos a desastres naturales u otros posibles efectos del cambio climático que hayan sido desagregados por sexo”, añade. Asimismo, pide que se investiguen los movimientos de población provocados por el medio ambiente. Todo ello, eso sí, con la ayuda de “los países con una mayor responsabilidad histórica por sobrecargar la atmósfera con gases que atrapan el calor”.

“Dado que se vislumbra en el horizonte la posibilidad de una catástrofe climática, no podemos permitirnos relegar a los 3.400 millones de mujeres y niñas del mundo al papel de víctimas“, dice Obaid. “¿No sería mucho más acertado contar con 3.400 millones de agentes de cambio?”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s