La Cumbre del Clima planea prorrogar Kioto y otro acuerdo con EE UU

Actualidad Mundial, Día internacional preservación de la capa de ozono, ECOLOGIA, Intercesión, News Alert, Noticias, Prensa, salud

Las negociaciones en la UE y en la Cumbre de Copenhague se encaminan hacia una prórroga del protocolo de Kioto.

Las negociaciones en la UE y en la Cumbre de Copenhague se encaminan hacia una prórroga del protocolo de Kioto.- EFE

La Cumbre del Clima de Copenhague se encamina hacia dos acuerdos distintos. Uno para prorrogar el Protocolo de Kioto (en el que no está EE UU) y otro en la Convención de Naciones Unidas (en la que sí está), cuya forma no queda clara. Así figura en los dos borradores de los grupos de negociación preparados por los presidentes y conocidos este viernes por la mañana en la cumbre. Pero los borradores incluyen una prevención clásica en este tipo de negociación: “Nada está acordado hasta que todo está acordado”. La negociación se lleva a cabo cuando la UE ha anunciado que asignará 2.400 millones de euros anuales a los países en vías de desarrollo para que luchen contra el cambio climático.

Los textos mantienen la cifras de recortes de emisiones entre corchetes y con varias opciones, lo que significa que siguen en discusión. Los países en desarrollo consiguen uno de sus principales objetivos, prorrogar Kioto, ya que no les obliga a ellos. La UE prefería un nuevo protocolo que unificara toda la negociación. Como ha explicado el secretario de la Convención de la ONU para el Cambio Climático, Yvo de Boer, “la inmensa mayoría de los países quería resultados en las vías de negociaicón”, lo que implica prorrogar Kioto, cuyo primer periodo de cumplimiento termina a finales de 2012.

Uno de los textos, el que sí incluye a EE UU, arranca: “Los países desarrollados tendrán (el verbo es importante porque incluye la obligación y, como señala Elliot Diringer, del Pew Center for Climate Change, es el de un tratado) que tomar, individual o colectivamente, planes nacionales legalmente vinculantes” para que sus emisiones sean al menos de entre el 25 y el 40%, aunque también ofrece como posibilidad el 30%, el 40% y el 45% en 2020 respecto a 1990. Y añade que los planes de los países serán comparables y que se “tendrán en cuenta sus circunstancias nacionales y su responsabilidad histórica”. Los países que firmaron Kioto -todos menos EE UU- tendrán su objetivo en el protocolo. Para EE UU el objetivo queda en la convención, fuera del tratado internacional.

Para los países en desarrollo se pide que limiten sus emisiones para que crezcan entre un 15% y un 30% menos de lo previsto con la tendencia actual, aunque esta cifra sigue entre corchetes. Las acciones de reducción de emisiones que lleven a cabo con financiación internacional serán auditadas por la ONU. Las que realicen por su cuenta las declararán ellos. China se niega a que haya un sistema transparente de declaración de emisiones porque lo considera una intromisión en su política nacional.

El borrador ofrece un rango de reducciones globales de un 50%, 85% o 95% para 2050, para que los líderes mundiales tomen una decisión al respecto la próxima semana. “Las partes deben reducir colectivamente las emisiones globales en al menos (50/85/95) por ciento sobre los niveles de 1990 para 2050 y deben asegurar que las emisiones continúen disminuyendo a partir de entonces”, según el texto emitido en la reunión sobre el clima que se celebra del 7 al 18 de diciembre.

La UE está dispuesta a aceptar que se mantengan las dos vías de negociación, ya que la Casa Blanca alega que no puede firmar Kioto ni nada parecido, ya que el Senado de EE UU podría rechazarlo, como le ocurrió a Clinton con Kioto. Sin embargo, critica que los textos están desequilibrados. “Si tiene que haber dos vías tienen que confluir en un tratado legalmente vinculante”, ha afirmado el negociador sueco, Anders Turesson: “Nos preocupan los textos porque no vemos cómo nos llevan al objetivo de dos grados” de aumento de temperatura respecto a la era preindustrial. “Vemos poca obligación legal ni cómo [el borrador que sí incluye a EE UU] será vinculante. En un mundo ideal tendríamos un único tratado vinculante. Deberíamos haber visto estos textos hace tiempo pero esperemos que sea posible llegar a un acuerdo”, ha añadido Turesson.

Sobre qué financiación para los próximos tres años esperaban de EE UU, después del acuerdo en Bruselas, el negociador de la Comisión Europea, Artur Runge-Metzger, ha señalado que, como mínimo, la cantidad aprobada por Bruselas.

Detenidos 68 activistas

La Policía danesa ha anunciado la detención de 68 personas que han participado este viernes en manifestaciones callejeras organizadas en Copenhague para intentar alterar el desarrollo de las negociaciones y reuniones de 15 corporaciones y grupos industriales. Para este sábado, las ONG han convocado una manifestación a la que la Policía calcula que asistirán decenas de miles de personas.

El portavoz de la Policía local ha explicado que cientos de activistas recibieron por parte de estos grupos la consigna de irrumpir en las sedes de las compañías y empresas que habían marcado en un mapa de la ciudad. Los agentes de seguridad siguieron a los activistas por las calles de Copenhague. Borg ha indicado que algunos de ellos han sido detenidos por “causar molestias en la ciudad”, evitando que ocurrieran disturbios de mayor trascendencia. Asimismo, ha añadido que los manifestantes no llegaron al Bella Centre, lugar donde se celebran las reuniones de los representantes de los 190 gobiernos.

EP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s