Haití. Shabat desde el infierno

Actualidad Mundial, Apóstolado, Intercesión, Noticias, Noticias y Crónicas, Pastorado, Pray, Prayer Room, Transformando Ciudades

Itongadol.- En un perturbador e-mail que Goldstein logró enviar a los cuarteles de ZAKA en Jerusalén, escribió del “Shabbat desde el infierno. Por todos lados, el  olor de los cuerpos pende en el aire. Es  igual a las historias que nos cuentan sobre el Holocausto –miles de cuerpos por todos lados”.Entre el hedor y el caos, la delegación de ZAKA se tomó el tiempo para recitar las plegarias del Shabbat, una visión surrealista de hombres observantes, envueltos en los chales para la oración (Talit) parados sobre las edificaciones colapsadas. Muchos lugareños se sentaron, en silencio,  en los escombros, mirando a los hombres mientras rezaban mirando hacia Jerusalem.Al final de las oraciones, se reunieron alrededor de la delegación y besaron los chales de oración.

https://i2.wp.com/www.logos.info/files/onna-abruzzo-terremoto.jpg

El gran hospital de campaña establecido por los Cuerpos Médicos de las IDF (Fuerzas de Defensa Israelíes) a las 10 A.m. del Shabbat de acuerdo a la hora local, estaba  tratando docenas de pacientes. Cuatro horas más tarde, su comandante, el Teniente-Coronel Dr. Itzik Reiss, pudo tomar un respiro y hablar con reporteros israelíes de salud a través de una llamada de conferencia.
Niños con severas fracturas fijadas solamente con cartón arribaron al hospital para recibir tratamiento. Algunos jóvenes, liberados de los escombros, tuvieron que padecer la amputación de algún  miembro debido a la severa gangrena. En pocas horas, las operaciones fueron realizadas. El hospital tiene una sala de emergencia, departamentos de pediatría, ortopedia, medicina interna, obstetricia y cirugía, clínicas y otras instalaciones. La sala de partos y la unidad para bebés prematuros están preparados para funcionar pero no recibieron mujer  ni  infantes.
Los pacientes empezaron a llegar después de que un hospital local, incapaz de funcionar con normalidad, anunció la existencia de las instalaciones de las IDF (Fuerzas de Defensa Israelíes). La instalación israelí, establecida en un clima muy caliente y húmedo, tiene suficiente equipamiento para funcionar por alrededor de dos semanas. El equipo de 121 miembros tiene 40 médicos, incluyendo un psiquiatra, 20 enfermeras, 20 paramédicos y médicos, 20 técnicos de laboratorio y rayos-X y administradores. Entre el personal hay judíos ortodoxos quienes fueron a Haití aunque era Shabbat. Reiss dijo que evitaron realizar tareas innecesarias como rasurar, pero hicieron todo lo necesario para salvar vidas. El militar personal son tanto del ejército regular como soldados de reserva.
No estaba claro cuántos pacientes desesperados llegarían al hospital a través de los próximos días, dijo él. Reiss dijo que esperaba que las víctimas de enfermedades infecciosas empezaran a llegar pronto.
El hospital de campaña puede continuar operando bajo auspicio israelí después de reabastecerse en dos semanas, o puede ser entregado personal  local.
Mientras tanto, el contingente de rescate y recuperación ZAKA sacó a ocho estudiantes vivos del edificio colapsado de la universidad, después de 38 operaciones.
“Tienen que entender que la situación es de  locura, y entre más pasa el tiempo, hay más y más cuerpos, en cantidades que no puede llegar a entenderse. Está más allá de la comprensión”,  dijo Mati Goldstein, director de la delegación.
El equipo de seis hombres de Israel y dos de México arribó a Haití a bordo de un avión de carga Hércules de la Fuerza Aérea Mexicana,  después de completar su trabajo en la recuperación e identificación en la caída de un helicóptero en Ciudad de México en el cual se mató el filántropo Moshe Saba y otras cuatro personas. A su llegada, fueron  enviados  al edificio de ocho pisos de la universidad colapsado desde el cual se podían escuchar gritos. Después de horas de trabajo con equipo de rescate provisto por el ejército mexicano, los voluntarios de ZAKA tuvieron éxito en sacar a ochos estudiantes vivos.
En un perturbador e-mail que Goldstein logró enviar a los cuarteles de ZAKA en Jerusalén, escribió del “Shabbat desde el infierno. Por todos lados, el  olor de los cuerpos pende en el aire. Es  igual a las historias que nos cuentan sobre el Holocausto –miles de cuerpos por todos lados”.Entre el hedor y el caos, la delegación de ZAKA se tomó el tiempo para recitar las plegarias del Shabbat, una visión surrealista de hombres observantes, envueltos en los chales para la oración (Talit) parados sobre las edificaciones colapsadas. Muchos lugareños se sentaron, en silencio,  en los escombros, mirando a los hombres mientras rezaban mirando hacia Jerusalem.Al final de las oraciones, se reunieron alrededor de la delegación y besaron los chales de oración.
Debido a la interrupción de las comunicaciones en Haití, la delegación ZAKA no pudo hacer contacto antes del Shabbat con el contingente del Comando del Frente Interno de las IDF (Fuerzas de Defensa Israelíes) que está ahora en el país.

(Traducción por el Consulado General de Israel en Guayaquil) Cidipal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s