Arrecian las divisiones internas en la convención del ‘Tea Party’

Actualidad Mundial, Economia y finanzas, Historia, Libertad de Prensa, News Alert, Noticias, Ortodoxia, Política

http://myapologies.files.wordpress.com/2009/08/aliceteapartysmall-1.png?w=435&h=348

  • Tres miembros destacados del movimiento se amotinaron ante la sala del acto.

Carlos Fresneda (Enviado especial) | Nashville (Tennessee)

Se supone que los conservadores venían a Nashville a hacer causa común y no a declararse la guerra civil. Con el paso de las horas, la retórica anti-Obama ha dejado sin embargo paso a las disputas internas que amenazan con aguar el fin de fiesta del ‘Tea Party’.

Tres miembros destacados del movimiento –Anthony Shreeve, Robert Kilmarx y Mark Herr- han decidido amotinarse en las inmediaciones del lujoso hotel Gaylord y lanzar su dedo acusador contra el organizador de la convención, Judson Phillips, por servir en bandeja el ‘Tea Party’ al Partido Republicano.

La protesta formal ha sido el aperitivo a la cena de gala –filete y langosta- en honor de Sarah Palin, que se embolsará 100.000 dólares por dar un discurso y ponerse a tiro de los comensales.

“Este es un movimiento de base, surgido entre la gente, y no un movimiento del Partido Republicano”, declara Anthony Shreeve, que formó parte del comité organizador de la convención y decidió darse de baja ante el cariz político y ‘económico’ que tomó en las últimas semanas (539 dólares la entrada).

El trío de disidentes ha decidido crear su propia red y asegura contar ya con 34 grupos locales en Tennessee y con las simpatías crecientes en otros estados. Los tres acusan a Judson Phillips –y por añadido, a Sarah Palin- de sacar provecho personal de la cumbre bajo el paraguas del controvertido ‘Tea Party Nation’ (uno de los más de 3.000 grupúsculos que reivindican en internet el codiciado nombre, en referencia en el motín de Boston en 1.773 que sirvió de preámbulo a la revolución americana).

Mientras varios líderes del movimiento se caían a última hora del cartel (la blogera Keli Carender, la activista ultraconservadora Ana Puig), otros acudieron precipitadamente a la cita para cubrir las apariencias y tapar los huecos. Amy Kremer, al frente del ‘Tea Party Express’, evocó el nombre de Ronald Reagan en el momento de hacer una llamada a la unidad: “Estamos en el mismo bote… Dejemos de apuntarnos con las pistolas y apuntemos en todo caso al enemigo”.

Kremer apuntó de paso a los medios de comunicación congregados en el hotel Gaylord: “¡No os necesitamos! No nos hacéis falta en absoluto. Tenemos bastante con Twitter, Facebook y Youtube”. Los 600 asistentes (a tres por cada medio acreditado) se pusieron en pie, aplaudieron con tanta gratitud como resentimiento y gritaron de manera inequívoca: “¡USA, USA, USA!”.

Andrew Breitbart, en el papel del periodista ‘contracorriente’, disparó también a discreción con sus colegas y pidió a los congregados que sigan fieles al espíritu originario del ‘Tea Party’: “Nosotros fuimos los primeros que supimos que algo olía a podrido al mes escaso de la llegada de Obama a la Casa Blanca. No nos hemos dejado intimidar durante todo este tiempo, y mucho menos ahora. Somos la mayoría cada vez más visible en este país”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s