Exclusión de ilegales en salud causa que Obama apoye inmigración

Actualidad Mundial, Cristianismo, Democracia, Economia y finanzas, Historia, Inmigración, Intercesión, News Alert, Noticias, Noticias Nacionales, Noticias y Crónicas, Política, Prensa, Reforma Migratoria, salud, Transformando Ciudades

The Associated Press

WASHINGTON — La exclusión de los indocumentados en la reforma de salud pública es una de las razones por la cual el gobierno del presidente Barack Obama está “invirtiendo fuertemente en una reforma a las leyes de inmigración”, indicó el viernes una alta funcionaria del gobierno del mandatario.

Los comentarios de Cecilia Muñoz, directora de asuntos intergubernamentales de la Casa Blanca, ocurrieron el mismo día que demócratas del Congreso enviaron la iniciativa final de salud al presidente.

La nueva ley, que extiende la cobertura de salud a 32 millones de estadounidenses no asegurados (incluyendo unos nueve millones de latinos), excluye a los inmigrantes indocumentados. Esas personas, cerca de nueve millones, representan alrededor del 65% del total de 14,6 millones de latinos sin seguro médico en el país, de acuerdo con la Casa Blanca.

Aunque los indocumentados no podrán comprar cobertura médica a través del sistema de “intercambio” a ser creado bajo la ley, siempre tendrán acceso a servicios de emergencia y al igual que ahora podrán comprar seguro médico a empresas privadas a precio de mercado, explicó Muñoz en una teleconferencia con medios hispanos.

Organizaciones intercesoras de los inmigrantes han dicho que la nueva ley que obliga a todos a tener seguro medico podría atemorizar a indocumentados puesto que establece multas para la mayoría de los estadounidenses que, pudiendo comprar seguro, se nieguen a hacerlo por primera vez.

Sobre esta posible repercusión, la funcionaria replicó: “Esta es razón por la cual el gobierno (del presidente) está invirtiendo fuertemente en una reforma a las leyes de inmigración”.

“El presidente considera que debe de haber una reforma migratoria”, agregó.

En cuanto a los residentes legales, la nueva ley sí los beneficiará, aunque no totalmente. Todos ellos seguirán siendo aptos para el servicio federal Medicare, pero los nuevos residentes tendrán que cumplir cinco años de residencia para poder solicitar beneficios estatales de Medicaid (para personas de bajos recursos).

El capítulo previo del tirante debate legislativo ocurrió el jueves por la noche, cuando la cámara baja, controlada por los demócratas, aprobó por segunda vez un paquete de modificaciones a la iniciativa de ley que Obama había firmado dos días antes.

La histórica legislación consagró la atención médica como un derecho de todos los ciudadanos estadounidenses. Se aplicaron varios cambios a la iniciativa, incluidas mayores prestaciones para los ancianos, las familias de bajos ingresos y la clase media.

La nueva medida también busca abatir prácticas impopulares de las aseguradoras, como negarle cobertura a las personas con precondiciones médicas y reducir los déficit federales en unos 143.000 millones de dólares durante una década.

Se espera que Obama promulgue la nueva legislación a comienzos de la próxima semana.

Con contribución de la reportera de AP Erica Werner.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s