24 enseñanzas de la campaña presidencial en México

Uncategorized

2018040408514739272

 

El 1 de julio de 2018 Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones presidenciales en México, el país con mayor cantidad de personas que hablan español en el mundo.

Su triunfo, tanto como las derrotas de sus oponentes, nos deja un amplio margen para la reflexión político-estratégica y también un conjunto de valiosas enseñanzas acerca de las campañas electorales.

¿Qué nos enseña la campaña presidencial mexicana?

  1. La campaña que establece la agenda tiene siempre las mayores probabilidades de ganar. López Obrador estableció la corrupción como su tema central. Y cometiendo un error de grandes proporciones los otros candidatos ayudaron a sostener ese tema en la agenda. Ni siquiera intentaron colocar sus propios temas, sino que jugaron con las mismas reglas propuestas por López Obrador. Si todo el país habla de la corrupción, pues entonces el que gana es el candidato que antes que nadie tomó ese tema como bandera.
  2. Los votantes siempre desean que sus problemas se vean reflejados en el discurso de los candidatos. Los mexicanos informan sistemáticamente que su principal problema está vinculado a la inseguridad pública y la delincuencia. Sin embargo, ese tema no es la base discursiva de ninguno de los candidatos presidenciales. Esto alimenta ideas y emociones contrarias a la política que solo podían canalizarse o bien a través de la abstención electoral o bien a través de un partido nuevo como Morena, la fuerza política finalmente triunfante, que se presentaba como el más distante a la política tradicional.
  3. Apoderarse simbólicamente de un tema importante pero descuidado es siempre un muy buen movimiento estratégico. En este caso quedaba prácticamente vacío el tema de la inseguridad, pero ningún candidato desembarcó en ese flanco. Las más grandes derrotas suelen ser eso: oportunidades perdidas.
  4. En todas las sociedades hay múltiples olas de opinión entre la gente. Pero detrás de ellas siempre hay una dicotomía básica: una ola de continuidad y una ola de cambio. Cada una de ellas tendrá diferente magnitud en función de la coyuntura histórica, pero ambas siempre están presentes. La ola de cambio en México estaba liderada claramente por López Obrador, pero la ola de continuidad no tenía representante debido al confuso posicionamiento político de un candidato oficialista que no se mostraba como oficialista pero que tampoco lograba instalar otro eje de campaña.
  5. Si eres candidato del partido de gobierno difícilmente serás visualizado como candidato del cambio. Como decía Parménides: “Lo que es…es. Y lo que no es…no es”. José Antonio Meade era el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI)y del gobierno. Al no asumir claramente ese posicionamiento simplemente desperdició la única bala que tenía en el cargador.
  6. En algunas ocasiones los debates presidencialestienen momentos decisivos que no necesariamente son los más espectaculares. Cuando en el primer debate a Meade le cuestionaron que cargaba con el peso del PRI no lo defendió ni defendió al gobierno ni promovió su agenda, sino que respondió diciendo que él era un candidato “ciudadano”, ajeno, independiente. Y cuando le cuestionaron la honestidad del presidente Enrique Peña Nieto respondió con el silencio. Es cierto que en ese momento acababa su tiempo disponible para responder, pero de cualquier manera tenía que responder. Un “sí” enfático marcando la honestidad del presidente no daba tiempo ni al cierre del micrófono. Y nadie le impedía retomar el tema en su intervención inmediata. Pero no lo hizo. Fue así como, los mexicanos más continuistas quedaron definitivamente huérfanos la noche del primer debate.
  7. Cuando representas a un gobierno con bajos índices de aprobación debes encontrar uno o dos temas muy importantes donde ese gobierno haya sido exitoso a pesar de la imagen general. Y luego defender esos logros vigorosamente todos los días sin excepción. Meade no lo hizo y el PRI se convirtió en aquel Coronel sobre el cual escribió García Márquez, el que “no tiene quien le escriba”.
  8. Si ningún candidato presidencial defiende la continuidad, pues entonces lo lógico es que gane un candidato que represente el cambio. Y vale aclarar que continuidad no significa clonación del gobierno ni repetición de los errores y ni siquiera más de lo mismo. En el caso de México significaría continuidad inteligente y construcción de un relato que reposicione y ponga en valor al PRI y sus aliados en la historia mexicana y que haga lo mismo con el gobierno saliente en la presente coyuntura.
  9. No hay mejor defensa que una buena defensa. Lo tuvo bien claro López Obrador. Como candidato que encabezaba ampliamente las preferencias desde mucho antes de la campaña, comprendió con inteligencia que lo suyo era evitar los errores y defenderse con intensidad durante todo el proceso electoral. Lo hizo y lo hizo bien. Lo cual es impecable estratégicamente.
  10. Si atacas a tu adversario en su debilidad podrás hacerle algún daño, pero nunca derrotarlo. De hecho, los votantes votan a pesar de esa debilidad. Solo podrás realmente derrotarlo con un ataque exitoso contra su fortaleza. A la vista está el caso de Ricardo Anaya, candidato de la alianza entre el Partido Acción Nacional (PAN)y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien sufrió un largo y virulento ataque que lo acusaba de corrupción. Pero el atributo que la campaña de Anaya resaltaba en todo momento era la inteligencia del candidato, y esa fortaleza nunca fue atacada.
  11. Es muy difícil que sea bien aceptado por el público un candidato que permanentemente se elogia a sí mismo y que describe cómo sus virtudes están por encima de las de sus adversarios. Aún si fuera cierto y sincero, los votantes tienden a rechazar ese estilo. Al final del día se trata de que lo elogien otros, a través de su campaña, por ejemplo, pero no él mismo hablando en primera persona de sus virtudes. En esta trampa cayó el candidato del PRI José Antonio Meade.
  12. La estrategia manda. La ansiedad del día a día de la campaña electoral empuja hacia el involuntario hundimiento en la táctica, en la coyuntura, en el asunto de hoy. Y lo hace a tal punto que suele desdibujarse y a veces perderse por completo la estrategia. Fue uno de los problemas de Meade: centrado en la corrupción que es el tema fuerte de López Obrador, elogiándose a sí mismo por su trayectoria y honestidad, hablando de política más que de los problemas de la gente, cambiando de eje temático con frecuencia, sin definirse en el eje cambio vs continuidad, abandonando sus buenas ideas al otro día de comunicarlas, pasando de la propuesta a la campaña negativa casi sin respirar…La táctica devoró a la estrategia y mató su candidatura.
  13. La realidad no cambia tanto ni a tanta velocidad como la voluntad quisiera. Andrés Manuel López Obrador encabezaba las preferencias de los votantes mexicanos un año antes de la elección del 1 de julio de 2018. Luego ocurrió de todo: sismos, homicidios, denuncias, formalización de las candidaturas presidenciales, desplantes de Trump, denuncias de injerencia rusa y/o venezolana, envío de tropas de Estados Unidos a la frontera, desarrollo del período de precampañas, desarrollo de la etapa de intercampañas, despliegue de la campaña electoral propiamente dicha, firmas para candidatos independientes, bombardeo publicitario en televisión, escándalos de diverso orden, graves denuncias en las portadas de los periódicos, millones de publicaciones en redes sociales, tres debates televisivos en prime time y mil asuntos más…¿Qué pasó luego de ese huracán político? El mismo López Obrador ganó la elección tal como se preveía.
  14. Las campañas más efectivas son simples. Si vas ganando claramente, por ejemplo, puede alcanzar con mantener el estatus-quo político, dejar que transcurra el tiempo, dejar que los rivales se equivoquen con frecuencia, mantener el discurso y la disciplina de campaña, mantener la calma, reiterar el mensaje, evitar errores y salir de algunas situaciones complicadas con ocurrencias ingeniosas y buen humor. Por cierto, que ese fue el manual de López Obrador.
  15. La marca política se construye mucho antes de las elecciones. A la campaña electoral no vas a construir marca sino a ganar votos. López Obrador llegó a la campaña con su marca construida durante años. Anaya también había construido una marca anteriormente, y había sido un proceso rápido. Pero Meade tuvo que lidiar con todo a la vez: construir su marca política y al mismo tiempo hacer campaña electoral. Muchas veces la realidad obliga a intentarlo, pero casi nunca funciona.
  16. El mensaje político necesita tiempo para decantar y ser asimilado por los votantes potenciales. Por eso hay que insistir, repetir y ampliar. Meade perdió esa oportunidad cada vez que abandonó rápidamente temas prometedores para su campaña como el nuevo aeropuerto de Ciudad de México o la firmeza frente a Trump o el programa Avanzar Contigo. El efecto se pierde cuando no se persiste continuada y empecinadamente en lo mismo.
  17. La desafección políticaya es un actor político, pero no siempre se manifiesta del mismo modo. Durante bastante tiempo en México se pensó que era una gran oportunidad para candidatos independientes que corrieran por fuera de las estructuras partidarias tradicionales. Sin embargo, las candidaturas independientes estuvieron lejos de persuadir apoyos masivos. ¿Cómo se manifestó la desafección de los mexicanos hacia la política? Principalmente a través de una parte de los votos de López Obrador y de la abstención electoral. Recién en tercer lugar se volcó hacia candidatos independientes.
  18. Definir un tema de campaña es vital. Solo uno, ya que los tiempos de campaña son siempre cortos. Un tema de campaña que le dé motivos a los ciudadanos para votar por ese candidato. Motivos reales, concretos, ligados a la vida cotidiana de la gente más que a la política. ¿Por qué votarlo? ¿Seguridad, economía o qué? Pero un tema. Solo uno. Y transformar la campaña electoral en una monografía sobre ese tema. López Obrador lo hizo.
  19. El nombre por el cual la gente conoce al candidato es una pieza comunicacional importante. López Obrador circula en las conversaciones cotidianas con la familiaridad de “Andrés Manuel”, la simplicidad marketinera de “AMLO” o la complicidad de “el peje”. En cambio “Meade” es difícil de leer, recordar y pronunciar por quienes no saben inglés. Tal vez era más fácil de trabajar “Pepe Toño”, que es como le dicen muchos de sus allegados. La lección es siempre la misma: la campaña electoral tiene que facilitarle la tarea al votante.
  20. Los partidos políticos deben refrescar su marca. Es más: deben reformularla cuando enfrentan coyunturas extremadamente críticas. Porque si no lo hacen ellos, pues entonces serán sus adversarios quienes lo hagan. Y no a su favor, por cierto. El caso más claro es el del PRI, que se convirtió para la mayoría de los mexicanos en una marca desprestigiada. Y vale aclarar que reformular la marca no es solo cuestión de colores, logos y eslóganes. Es también y principalmente cuestión política que involucra identidades, ideas y propuestas.
  21. El voto no depende solamente de campañas y candidatos sino también del clima social que se perciba. Cuanto más serena, satisfecha y normal la gente perciba su vida, mayores posibilidades podrá tener un candidato oficialista. Ese clima social tiene un componente real (apoyado por ejemplo en los pilares de la economía y la seguridad) y además un componente meramente perceptivo (que se construye en gran medida desde la agenda pública y mediática). Es claro que el clima social mexicano ya apuntaba desde hace tiempo a un triunfo opositor.
  22. Existe en todas las sociedades una delgada línea roja en cuanto a la tolerancia psicológica hacia los ataques políticos. O sea que en la psicología de los votantes hay espacio para el ataque político contra alguien siempre y cuando el atacante no exceda ciertos límites más allá de los cuales la gente deja de sancionar al atacado para sancionar al que ataca. Esa delgada línea roja fue atravesada varias veces en la campaña presidencial en México y eso explica por qué algunos ataques fracasaron rotundamente.
  23. Si no hablas de los problemas de tu target, entonces tu target no te vota. Simple, claro y duro. Primero hay que definir un público objetivo, claro está. Y luego articular la comunicación en torno a sus problemas y a las soluciones que propones. Tanto Anaya como Meade, que aspiraban a cambiar el escenario político, descuidaron los problemas reales y ocuparon sus mejores tiempos, ocurrencias y energías en los asuntos estrictamente políticos. Asuntos en los que seguramente su target no se veía muy intensamente reflejado.
  24. Si transformas a tu adversario en el gran protagonista de la campaña electoral, entonces lo estarás ayudando a ganar la presidencia. El protagonismo central de López Obrador en México ya fue construido mucho antes de esta elección presidencial. Él hizo una contribución importante, por supuesto, pero fueron sus adversarios quienes lo colocaron durante años en el centro de la escena política y mediática. Y volvieron a hacerlo en la campaña electoral. Con el resultado conocido y que a nadie sorprendió.

El día después de la campaña presidencial

Como todas las campañas presidenciales, la campaña presidencial mexicana tendrá un largo día después. Será un largo tiempo de reflexión, pero también de acción.

Morena, la fuerza política victoriosa, tiene ante sí el desafío nada menor de gobernar. Y de hacerlo a partir de una combinación que puede ser letal: una situación social extremadamente difícil y unas expectativas extremadamente altas. Tiene ese riesgo y esa oportunidad.

Los partidos políticos que ahora serán oposición tienen desafíos aún mayores. El primero de ellos será realizar lo que llamo “autopsia electoral” o “CSI electoral”. O sea: estudiar en profundidad las verdaderas causas de su derrota para a partir de allí comenzar a construir una realidad política diferente.

Quien gana una elección presidencial es el que menos se equivoca. México lo demuestra una vez más.

 

Anuncios

Quo Vadis El Salvador

Uncategorized

el sa

El salvador, su historia, blasón de héroes y mártires

Desde siempre, El Salvador, es más que un país, es quizá hasta un concepto, una suerte de situaciones creadas, por regla general, para distraer la atención del común, le llaman pueblo. Esa masa abnegada que con la particularidad, como decía Roque Dalton, de ser “los mejores artesanos del mundo” la gente más laboriosa e inventiva para salir delante de las crueles atenciones de la madre tierra, llámese, sequías, terremotos, huracanes y cualquier otro desastre emanado de aquellas caprichosas maneras de expresarse de la madre tierra.

En los últimos año, quizá décadas, se aúna a esto, el ser una zona de guerra. Siempre estamos en un conflicto, desgraciadamente interno, entre hermanos. Un país, que como ya decía, es un concepto, desfigurado por el paso del tiempo de ser llamado el pulgarcito de américa, por el ímpetu en abordar las situaciones y salir avante. Al menos en teoría, a ser llamado ahora, la capital de la muerte, no me lo invento yo, es un concepto que las grandes economías han marcado en nuestra bandera.

Es una verdadera lástima, que nos hayamos transformado en un país de clanes, de rivales y de enemigos. No somos violentos por naturaleza, somos apasionados. Esta característica, conducida por malos líderes, nos empuja al odio de clases. Me eriza la piel el pensar que de estar en Rwanda, ya nos hubiéramos matado como aquellas grandes tribus, que por lo mismo dejan grandes masacres, millones de vidas sacrificadas por la ignorancia e intolerancia.

En este país se mata por nada, desde la discusión por un estacionamiento, hasta la pertenencia o simpatía por un partido político. Desde el amor a un equipo de fútbol, hasta la residencia en una de las colonias marcadas como feudo de un grupo de estúpidos con el poder que emana de las armas. Somos un país digno de análisis, de observación, de razonamientos por ojos intelectuales, imparciales sobre la cultura de muerte que se ha enraizado en nuestro diario vivir.

Amigos extranjeros se sorprenden al ver que una parte de la sociedad viva en un mundo de fantasía, en una esfera de falsa seguridad, mientras la mayoría, vive atemorizada, aun de su propio trabajo, del cual deben apartar una parte, para poder pagar el que les dejen vivir, trabajar o estudiar.

No entiendo cómo, aquellos que se llaman los protectores o salvaguardas del sistema, vivan engañados, queriendo engañar, ocultar una realidad. ¿La sangre en nuestro país no ha sido suficiente para esta gente? Es una pregunta que atormenta mi cabeza. No hablo de sectas partidarias, esas son una más, hablo de la conciencia académica, acallada por el afán económico, perdiendo su espíritu orientador de la sociedad. Hablo de los líderes religiosos, si es que los hubiese, hablo de los formadores de la juventud, los maestros, afanados en el desinterés de ser eso, formadores y convertidos en ser informadores.

Las medidas tomadas por los diversos sectores que forman el gobierno como tal, parecen dirigidas a mantener un esquema político partidario cómodo, cada cual defendiendo su cuota de poder y garantizando a sus seguidores algunos beneficios. Es un asco, no existe un verdadero interés de país.

Soy un interesado en el estudio de la historia, y caigo en la cuenta de aquellas vidas paralelas que se vivió en la Francia de los luises, la vida tras los altos muros de los palacios, suntuosos, degenerados y dilapidados, contra la carencia y pobreza de su pueblo.

La historia dice que rodaron las cabezas de sus líderes, de sus monarcas, de sus gobernantes. La violencia cegó la razón, y se convirtió en una carnicería encausada contra aquellos que se decían intocables. ¿Será necesario que lleguemos a tal en nuestro país? Se escuchan voces por los excesos de los señores representantes del pueblo, los directamente electos para resguardar los intereses de las regiones, los diputados. Excesos que golpean el rostro de los necesitados, no de alguien en particular, si no, de los usuarios de los servicios médicos, de los escolares y maestros, de los servidores de la protección llámese policías que arriesgan su vida por una miseria, es un golpe a la moral, una verdadera vergüenza.

Luego las medidas desde el ejecutivo, no es ninguna novedad, hemos vivido décadas en esta situación de desventaja contra los que ostentan el poder. Ahora duele, al ver que carecemos de un liderazgo visible, una cabeza certera que logre hilvanar una línea segura de crecimiento, de seguridad de  sostenibilidad.

No es una reflexión partidaria, líbreme el creador, es una reflexión que nace desde el diario vivir, desde el desencanto en una casta política sin memoria, sin razón. Quiera el destino que no estemos lejos de una pronta solución, que este pueblo despierte de su particular sueño, para aunarnos en una verdadera fuerza de cambio.

 

 

 

Carta de Dagoberto Gutierrez al Presidente Mauricio Funes Cartagena

ARENA, Democracia, Economia y finanzas, FMLN, Historia, Libertad de Prensa, Mauricio Funes, Mauricio Funes C., News Alert, Noticias, Noticias de El Salvador, Ortodoxia, Política, Politica de El Salvador, Prensa, Reforma Fiscal, Transformando Ciudades

Dagoberto Gutierrez

Estimado Señor Presidente:

Esta carta surge  entre las hojarascasreverberantes de la coyuntura  y es movida por la necesidad de hablar sobre lo que ocurre, además  de por qué ocurre lo que ocurre.

Usted sabe, tanto  o más que yo, que vivimos tiempos de transformación , de agotamientos de modelos enfermos y de crisis anunciadas, es decir, que vivimos en buenos tiempos porque para una sociedad como la salvadoreña que necesita nuevas raíces y nuevos, no hay nada mejor que los anuncios presionantes de que hay que cambiar lo que es necesario cambiar, hay que conservar lo que es necesario conservar y que aquel o aquellos y aquellas que no huelan en el viento los ramalazos de esos cambios no sabrán, oportunamente, que es lo que hay que apoyar o que es lo que hay que resistir.  En realidad esto no resulta fácil en ningún tiempo y el mejor lugar para entenderlo es desde abajo y desde adentro porque, fíjese señor Presidente, que desde abajo se puede saber que piensa la gente,  que quiere la gente,  que necesita la gente, que acepta y que rechaza la gente,  que es lo que la gente apoya y, esa inteligencia colectiva no siempre se puede captar desde arriba por eso es que  ser gobernante, según dicen los que saben, consiste en ser gobernado y el líder, dicen los más entendidos, es el que es guiado y se deja guiar;  por otro lado la vida por dentro resulta ser una mayor penetración en la realidad, hacia la realidad y ésta, la realidad cuando debe ser transformada hasta se anuncia.

Mire lo que ocurre con ese tema de los partidos, en realidad es todo el régimen montado constitucionalmente en 1983, como Ud. Lo sabe muy bien, el que ha perdido todo cimiento y todo techo y debe, puede y necesita ser sustituido por otro régimen de Democracia Participativa.

La Sala de lo Constitucional, en su casi totalidad, está ofreciendo el único camino,  el constitucional, para remozar, refrescar y oxigenar a la Democracia Representativa y Ud. Sabe,  como lo sabe mucha gente en el país, que una cosa es lo político y otra cosa lo partidario y aquí se trata, estimado señor Presidente, de  defender lo político y la política frente a lo partidario.  Mire que curioso señor mandatario que un partido político no es actualmente un factor que produce política, en todo caso, hace una política en cuyos cristales no se refleja la gente.

La Sala de lo Constitucional con solo cumplir la constitución se ha ganado el apoyo de la sociedad, de abajo y de arriba, de en medio y de los lados y, aún más,  Ud. Sabe que la actual coyuntura ha permitido al pueblo entender, mejor que nunca, que entre la cúpula del partido gubernamental FMLN y la cúpulas de los otros partidos no existen diferencias relevantes,  fíjese Presidente  que la soledad de los partidos los afecta a todos por igual, pero a unos les pesa más la orfandad, porque la coyuntura, al tener varias maromas ha situado al partido FMLN a la derecha de ARENA, aún cuando muchos miembros de ese partido nunca estarán cómodos en semejante depósito, ahora bien  Ud., de repente sin anuncio previo y, sin duda por sus propias razones gubernamentales,   ha aparecido y parecido en las filas de los que se oponen, por múltiples razones a la finalización de la burocracia partidaria y por primera vez Ud. Aparece total, integral, e intestinamente alineado   con el partido que lo hizo candidato presidencial.

En una primera mirada, estimado Presidente, podemos pensar en un viraje que no le asegurará, sin perjuicio de equivocarme, respaldo social ni reconocimiento  porque los cambios anunciados, esperados y soñados, sí serán verdaderos y hasta de verdad, deberán venir de abajo y afectarán a la manera de hacer política, es decir,  al régimen político y para eso, señor Mandatario, resultará imprescindible liberar las energías sociales del control  partidario.
Es cierto que la coyuntura es política y expresa una crisis histórica, nos presenta a una oligarquía venida a menos, víctima de su propia filosofía y estrangulada por la transnacionalización de la riqueza, estos sectores ahora compiten con cúpulas empresariales nuevas  que pueden gozar de las ventajas del control de aparatos públicos.  Todo este tráfago crítico ha de resolverse  y el problema es a favor de quien se va a resolver  porque Ud. Y yo sabemos que ninguna crisis es eterna y su solución depende de las fuerzas e intereses que se muevan en sus aguas.

Su gobierno, señor Presidente, que ya ha corrido dos años, como en un segundo, se encamina hacia su medianía y como nunca antes necesitará de mucha comprensión y apoyo de sus mandantes,  por supuesto, Presidente Funes, que Ud. Cuenta con abundantes razones,  argumentos e intereses para entrar en la casa o salir de la casa de acuerdo a su cabeza política. Lo cierto es que el momento que vivimos tiene un hilo fino que hilvana voluntades, intereses y posiciones que en otros aspectos pueden no coincidir pero ahora se encuentran en la lucha contra una burocracia partidaria que ya casi nadie quiere tener en su mesa de noche. Me imagino que Ud. Tampoco; pero si así fuera está en todo su derecho para dirigir su política, su pensamiento y hasta sus instintos.

El proceso político, siendo objetivo, sigue su marcha indetenible y su gobierno también sigue su marcha hacia sus metas.

Centroamérica, en poder del ‘narco’

Actualidad Mundial, Catástrofes, Corrupción Institucional, Crimenes, Economia y finanzas, Historia, Inmigración, Intercesión, Narco, News Alert, Noticias, Noticias de El Salvador, Noticias Nacionales, Noticias y Crónicas, Política, Politica de El Salvador, Transformando Ciudades

Acusados de tener vínculos con el narcotráfico

Tres acusados de tener vínculos con el narcotráfico esperan a ser juzgados, el pasado 26 de mayo en Guatemala.- SANDRA SEBASTIÁN (EFE)

¿Es Guatemala el primer narcoestado de América Latina? Según los fiscales que luchan contra la impunidad en la zona, si no lo es ya, está a punto de serlo. “Guatemala”, explican, “es un país pequeño, con una larga tradición de corrupción y una economía tan débil -la carga impositiva apenas llega al 10% del PIB- que le impide desarrollar políticas sociales“. De tal manera, el espacio que el Estado abandonó fue pasando a manos del crimen organizado. Hasta el propio presidente, Álvaro Colom, lo reconoció hace unos días a este periódico: “Cuando detuvimos al viejo capo Lorenzana, la gente me decía: ‘suéltelo, él nos da plata y trabajo…’. Puedo asegurar, sin temor a equivocarme, que los Gobiernos anteriores planificaron la entrega del país al narco”. Según los fiscales, Guatemala está gobernado por dos redes criminales locales, que tratan de resistir la invasión del cartel mexicano de Los Zetas, que ya se ha hecho -a base de extorsión y muerte- con la zona norte del país.

EE UU compra el 84% de la droga procedente de la región

Hace una semana, y solo unos días después de decapitar a 27 campesinos en Petén, Los Zetas volvieron a matar. Esta vez al auxiliar de un fiscal en Cobán, en el Departamento de Alta Verapaz. “Los dos crímenes fueron muy bien planificados”, explica un importante fiscal a este periódico, “se trataba de lanzar sendos mensajes, uno a la ciudadanía y otro a las instituciones. Y doy fe de que el miedo ya está empezando a surtir efecto. Hay fiscales que están renunciando y otros que están pidiendo el traslado a zonas más seguras. Y, por si fuera poco, el Gobierno ha dicho que no puede proteger ni a jueces ni a funcionarios públicos, lo que revela la debilidad del presidente”.

Una tarde reciente de domingo, el presidente Álvaro Colom recibió en su despacho una lista con 12 nombres. Doce jueces y fiscales implicados en la lucha contra el crimen organizado y a cuyas cabezas la mafia ya había puesto precio. El presidente llamó a su ministro de Gobernación, Carlos Menocal. Este valoró el asunto y, unos días después, declaró a la prensa: “El Estado no tiene capacidad de proporcionar un carro blindado a los jueces amenazados”. Según el fiscal, el resultado fue nefasto: “Lo que el Gobierno hizo fue poner en la mira a los funcionarios… Tal vez la gente no se está dando cuenta de que en Guatemala, en toda Centroamérica, el narcotráfico está avanzando muy rápidamente. Van a matar a más fiscales, van a matar a más ciudadanos”. Al día siguiente, los periódicos de Honduras abrían con la siguiente noticia: “Sicarios matan a jefe de fiscales“.

Ni en Guatemala ni en Honduras ni en Panamá funciona la justicia. Lo que sí funciona y muy bien, según la DEA, es el crimen organizado. Según el jefe de operaciones de la agencia antidrogas estadounidense, Thomas Harrigan, se está detectando un incremento sustancial del tráfico hacia Centroamérica de precursores químicos -indispensables para la elaboración de ciertas drogas-, así como de heroína procedente de Sudamérica. Tal y como demuestran las gráficas de la DEA que el presidente Colom mostró a este periódico, el tráfico de avionetas que parten de la frontera entre Venezuela y Colombia y aterrizan en pistas clandestinas de Guatemala, Honduras y Panamá no hace más que incrementarse. También el tráfico marítimo. Según el jefe de la DEA, “los buques de la droga parten desde América Central para abastecer a todo el planeta”. Esto es posible, añade, por la corrupción y el ínfimo entrenamiento de las fuerzas policiales. De lo que no habló Harrigan, en su comparecencia ante el Senado, fue de la responsabilidad de EE UU en las calamidades que azotan a Centroamérica.

EE UU no es solo el comprador del 84% de la droga que parte en avionetas o en el fondo de los miles de contenedores que zarpan de Centroamérica, sino también del capítulo más abominable del tráfico de personas. “El tráfico de niños”, según los fiscales consultados, “es un negocio que deja en Guatemala unos 200 millones de dólares anuales”. La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) ha logrado enviar a prisión a los principales notarios que amañaban las adopciones. Es la única buena noticia. Lo hacían con la complicidad de funcionarios que utilizaban documentos falsos para encubrir el robo de niños y con tal impunidad que ni se preocuparon en ocultar pruebas. Seguir su rastro es fácil. Lo difícil es encontrar jueces valientes como para arriesgar su vida enviándolos a prisión.

 

Yo pisaré las calles nuevamente. Salvador Allende

Actualidad Mundial, Crimenes, Democracia, Historia, Libertad de Prensa, Marcando Historia, News Alert, Noticias, Noticias y Crónicas, Política, Prensa

Por: Ramón Lobo

Hay símbolos que trascienden al personaje, a la persona, a sus defectos y virtudes, a sus aciertos y errores políticos. Hay símbolos que trascienden a la propia realidad de la que emanan. Los símbolos nacen de gestos excepcionales y del trabajo de sus seguidores. Uno de esos símbolos indudables es Salvador Allende, presidente de Chile (1970-1973).

Lo es en contraposición a Augusto Pinochet, héroe para algunos; maligno para otros. Lo tiene fácil el símbolo-Allende en su lucha de imagen con el general de las gafas negras y el gesto adusto, el traidor, el personaje burdo anticipado por grandes obras: Tirano Banderas de Valle Inclán, Señor presidente de Miguel Ángel Asturias y otras que recuerda Monterroso.

Allende 2
Últimas horas: Allende junto al doctor Danilo Bartulín. @REPRODUCCION.

Gracias al empeño de Joan Garcés, abogado español que visitó La Moneda en las últimas horas de Allende, y del juez Baltasar Garzón, el golpista fue detenido en Londres. Llegó como expresidente y senador vitalicio y salió 503 días después de arresto domiciliario con triquiñuelas legales. El Gobierno laborista de Tony Blair resolvió el embrollo político de su posible extradición a España otorgándole la libertad por motivos humanitarios, razones que él nunca contempló para los demás.

Aunque Pinochet no fue juzgado ni condenado perdió su sitio en la historia, el que se había reservado, para entrar en la de la infamia. Allí está con el argentino Jorge Videla, entre otros muchos.

Allende
Isabel Allende, hija y senadora, ayer en Santiago. / ROBERTO CANDÍA (ASSOCIATED PRESS).

Ayer fueron exhumados sus restos, como relató mi compañera Soledad Gallego Díez. Doce forenses internacionales determinarán si Allende se suicidó tras el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, como sostienen los golpistas y las pruebas y testimonios hasta ahora conocidos, o fue asesinado como defienden sus simpatizantes, o luchando como sostiene Fidel Castro, el hombre que le regaló el fusil que llevaba el 11 de septiembre de 1973.

El periodista de TVE José Antonio Guardiola, director de En portada, firmó en 2009 un reportaje sobre la muerte de Allende, que incluye imágenes inéditas. El reportaje se llama Allende, caso cerrado.

Captura de pantalla 2011-05-24 a las 12.40.14

Pinocho
El general se incorpora tras llegar a Chile en 2000: ya no necesitaba disimular su salud. / AP.

Los desgraciados años que siguieron al golpe de Chile, la muerte de Allende, el asesinato de Victor Jara, la muerte de Pablo Neruda, los desaparecidos y detenidos generaron decenas de canciones que cantadas en el exilio sirvieron para mantener viva la llama. Esas músicas chilenas saltaron fronteras y se hicieron argentinas, uruguayas, paraguayas, brasileñas, españolas… Esta es una selección, una parte que puede ser completada por otras propuestas. Las letras están fijadas a una época desaparecida, pero no las causas por las que cantaban, estas se renuevan cada día.

1) Venceremos. Himno de campaña de Unidad Popular. Además de las interpretaciones clásicas de Inti-illimani y Quilapayun está esta versión de Dean Reed, un tipo curioso, uno de las pocas personas que ‘huyó’ de Occidente al llamado Telón de acero.

2) El pueblo unido jamás será vencido. Quilapayún. El golpe les sorprendió de gira en el extranjero. Fueron una de las principales voces del exilio y esta canción uno de los lemas de cualquier revolución, huelga y protesta, incluida la última en la Puerta del Sol de Madrid.

3) Canción del poder popular de Inti-Illimani.

4) Te recuerdo Amanda de Víctor Jara.

5) Cita con ángeles de Silvio Rodríguez

6) Al presidente de Chile, Salvador Allende. Un poema de Raferl Alberti cantado por Víctor Manuel.

7) Vuelvo a Santiago de Chile. Illapu.

Dagoberto Gutiérrez: Funes no es un buen presidente para los burgueses… y para los pobres, menosDagoberto Gutiérrez: Funes no es un buen presidente para los burgueses… y para los pobres, menos

Corrupción Institucional, Democracia, Economia y finanzas, FMLN, Libertad de Prensa, Mauricio Funes, Mauricio Funes C., News Alert, Noticias, Noticias de El Salvador, Noticias Nacionales, Noticias y Crónicas, Ortodoxia, Política, Politica de El Salvador, Prensa

Casa Presidencial ha dicho que el jet privado en el que el presidente Mauricio Funes fue a Disney World con su familia fue un préstamo de un empresario amigo del mandatario y de su gobierno

 por Otto Morán
El reconocido político salvadoreño Dagoberto Gutiérrez, uno de los dirigentes del ala de pensamiento de izquierda más radical en El Salvador analiza los más recientes hechos en los que se vio envuelto el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, al viajar con su familia en un jet privado hacia Disney World, un avión del que Casa Presidencial solo ha dicho que es propiedad de “un empresario amigo del Presidente”.

¿Qué opina de lo sucedido, luego de que DIARIO LA PÁGINA diera a conocer fotografías del viaje familiar del presidente Mauricio Funes en un jet supuestamente prestado por un amigo empresario?

Yo no tengo una visión exacta de los hechos exactos, porque no los conozco, lo que yo conozco es un viaje presidencial con su familia a un determinado lugar en los Estados Unidos, un viaje de vacaciones, eso es todo.

Lo que ocurre es que se trata del presidente de la república y aparte de que la separación entre lo público y lo privado es artificial, en este caso la separación entre lo público y lo privado es irreal; el presidente es un hombre público, su cargo es un cargo público y parece lógico que un viaje en esas circunstancias y en las circunstancias actuales del país, provoque por lo menos preguntas.

Yo entiendo que las preguntas son de fácil respuesta para el presidente. En la medida que el presidente no responda le da a esto una secretividad que no debería tener, porque es un viaje de vacaciones nada más.

Lo mejor que el presidente puede hacer es contar todo como fue, y no sorprenderse porque los ojos de la gente estén puestos sobre él, si es el presidente de la república.

¿La Asamblea Legislativa debe tomar protagonismo sobre el tema?

Organizar un viaje de esos en un avión privado parece normal en gobiernos de derecha y en presidentes de derecha, probablemente en esas circunstancias la derecha no pida cuentas: este es un gobierno de derechas y Mauricio es un presidente de derechas, su política es de derechas, pero una parte de la gente lo mira como de izquierdas, y una parte de las cúpulas empresariales también lo ve como de izquierda.

Es esperable que un gobierno de izquierdas se comporte como un gobierno de izquierdas y un gobierno de derechas se comporte como un gobierno de derechas, ante esta coyuntura el presidente se está comportando como un presidente de derechas, lo cual me parece correcto, porque va con el contexto.

Sin embargo, si este es un viaje privado, si un amigo le prestó un avión o se lo alquiló, el problema político es ¿qué significa eso con relación a las políticas gubernamentales si lo público y lo privado no tiene fronteras? Esta es una pregunta política válida, y por eso es importante que el presidente hable de esto como una cosa natural, porque si él lo rodea de misterios, dará origen a especulación.

Es legítimo especular, sobre todo en una sociedad en donde no hay información, esa es la base de la especulación, al igual que el “chambre”, esa información popular en ausencia de la información oficial.

¿Qué implicaciones trae consigo esto?

Una cosa de estas, aparentemente es algo de la vida privada, pero no de la íntima, entonces debe ser transparente, tratándose del presidente sobre todo. Esto es un test sobre transparencia. ¿Hay cosas ocultas aquí? No, probablemente no. ¿Cosas indebidas? No, probablemente no. Pero no hay que hacer cosas buenas que parezcan malas, ni cosas malas que parezcan buenas, por eso se ha inventado la transparencia.

Todo esto es entre derechas, es una derecha y otra derecha y todo se hace al estilo de las derechas, porque todavía la sociedad no sabe cómo es un gobierno de izquierdas, eso está pendiente.

El FMLN no ha querido decir nada oficial al respecto.

De las izquierdas ninguna izquierda está en el gobierno, pero de ellas hay una que es gubernamental, que no es lo mismo que ser del gobierno.

No es deber de nadie pedir explicaciones al presidente, pero podría hacerse, pero todo está en manos de la conducta del presidente Funes.

El FMLN tiene una relación muy estrecha con el aparato de Estado, más estrecha que la que tiene con la gente, porque para el partido FMLN la gente solo son votantes, pero tampoco el partido tiene una relación estrecha con el presidente ni viceversa, esto es una tragedia griega. Esto más se asemeja a cuando Agamenón mata a su hijo, Clitemnestra mata a Agamenón y el hijo de Agamenón mató a Clitemnestra, es una oriestíada griega.

¿Es ético que el presidente de la república acepte regalos de este tipo?

Es un paso civilizatorio que se hable de ética gubernamental, porque hasta ahora la ética y la moral han estado referidas al ámbito individual, uno es ético o moral según así lo decida uno mismo.

Cuando se habla de ética gubernamental es un paso hacia adelante. Ahora ¿la conducta política de un funcionario se mide por su valor ético? No, mucho menos si los funcionarios son maquiavélicos. Maquiavelo no incluía la ética en la política, es que en ese momento no se conocía mucho sobre la ética, es una reflexión que vino después.

Aquí en este caso, estamos hablando de una reflexión política, estamos hablando de una conducta política, habida cuenta de que se trata del presidente de la república, y que la sociedad tiene el deber de permanecer alerta sobre todas estas cosas, sobre todo en un momento en donde Estado es instrumento del mercado y el mercado es el rey y el Estado es el siervo.

La pregunta de si es ético es compleja, porque el ladrón que le roba un cordón a una señora en una parada de buses y sale corriendo con el cordón en la mano tiene ética; el banquero que deja en la calle a un ser humano tiene ética, todos los seres humanos tenemos ética.

El asunto es cuál es la ética de cada quién, hay un choque de éticas ¿Es ético que una empresa destruya un bosque y deje a la gente sin agua, sin oxígeno para hacer el negocio de la vivienda? Para el capitalismo sí lo es, pero para los seres humanos que pierden su bosque, su oxígeno ¿es ético? No lo es; hay choque de las éticas.

¿La conducta del presidente es la misma mostrada públicamente hasta antes de ser presidente?

Las condiciones materiales de existencia determinan la conciencia ¿Mauricio era un buen periodista? Sí ¿Es un buen presidente? No ¿Es culpa de él? No, para los burgueses no es un buen presidente, para los pobres menos; pero sí era un buen periodista, y es que no hay quien sea bueno para todo. La sabiduría de la vida consiste en saber para qué es bueno uno.

Además, se trata de vivir como se piensa, y no de pensar como se vive, hoy Mauricio vive como piensa o piensa cómo vive, el ya no es periodista, hoy es presidente, pero ese es un cargo temporal, y esto probablemente afecta su condición de periodista, es una decisión en serio muy complicada.

¿Qué debe hacer el presidente para aclarar la situación?

No hacer cosas buenas que parezcan malas, ni hacer cosas malas que parezcan buenas.

En la medida en que cada quien es dueño de las decisiones personales, el presidente puede hacer lo que quiera cuando él así lo decida, no por ser presidente, sino por el hecho de tener la potestad de su vida como cualquier otra persona.

Yo creo que él va a dejar que se sigan construyendo más historias, así va a hacer.

La frontera guardada por tumbas

Apóstolado, Corrupción Institucional, Crimenes, Democracia, Economia y finanzas, Holocausto, Inmigración, Intercesión, Libertad de Prensa, News Alert, Noticias, Noticias Nacionales, Noticias y Crónicas, Política, Prensa, Reforma Migratoria

El Estado de Tamaulipas ya no es la frontera entre México y Estados Unidos. Simplemente es la frontera entre la vida y la muerte. ¿Quién manda allí? Desde luego no el presidente panista Felipe Calderón ni el gobernador priista Egidio Torré Cantú, quien llegó al cargo después de que un comando aún por identificar asesinara a su hermano Rodolfo y a toda su escolta, a plena luz del día y solo unas horas antes de unas elecciones que tenía virtualmente ganadas. Pero los jefes del crimen organizado no quisieron. Son ellos y solo ellos –el cartel del Golfo, el de los Zetas— quienes deciden verdaderamente quién gana y quién pierde, quién vive y quién muere.

Cada madrugada, sus sicarios, a bordo de lujosas camionetas y manejando fusiles de alto poder, se sitúan al borde de la carretera 101 que une la capital del Estado de Tamaulipas, Ciudad Victoria, con la fronteriza Heroica Matamoros. A la altura de San Fernando –ya por méritos propios el corazón del infierno–, dan el alto a los autobuses de línea, suben a ellos, eligen a punta de pistola a unas cuantas mujeres y a unos cuantos hombres, los bajan y, allí mismo, a pie de cuneta, las violan a ellas y a ellos los golpean y se los llevan.

¿Qué hacen con ellos? De la última fosa ya han sacado a 120. Ahora, con cuentagotas, se va sabiendo lo que en esa carretera 101 ha venido sucediendo desde hace algunos meses. No porque lo hayan contado las autoridades, sino porque algunos chóferes de las líneas de autobuses y algunos supervivientes se han atrevido a hablar con los periodistas. “Mire el culatazo que me dieron”, cuenta a un periodista de El Universal una señora de Monterrey que viajaba en uno de los autobuses asaltados, “a todas las mujeres las bajaron, son unos perros desgraciados. A las chamaquitas, las señoras y señoritas ahí las desnudaban y violaban. Y a culatazos las subían a camionetas. A mí no me bajaron porque no podía caminar, por eso me pegaron”. Un chófer añade: “Esto ya venía de tiempo atrás. Nada más que uno no puede decir nada. Desde hace como mes y medio o dos meses ya nos paraban en la carretera, bajaban a la gente y se la llevaban”.

El silencio, la impunidad, la rabia de no poder hacer nada frente a 20 ó 30 sicarios perfectamente armados, perfectamente organizados, dueños absolutos del territorio. La ineficacia de las autoridades se pone aún más de manifiesto por cuanto en la zona donde están apareciendo ahora fosas repletas de cadáveres ya se produjo, el pasado mes de agosto, otro hallazgo macabro. Alertados por un superviviente, el Ejército encontró los cuerpos sin vida de 72 inmigrantes centroamericanos, asesinados junto a la tapia de una ranchería en San Fernando. ¿Por qué los mataron? ¿Quiénes fueron? Las autoridades oficiales carecen aún de respuestas y las autoridades reales no suelen conceder entrevistas.

El caso es que aquel crimen fue atribuido a Los Zetas, un cartel especialmente sanguinario formado por desertores de élite del Ejército mexicano y que, antes de establecerse por su cuenta, trabajaron a sueldo del cartel del Golfo. Eso, según la teoría de las autoridades. Lo único cierto es lo que dicen las fosas. La dramática verdad que, a golpe de azadón, va soltando la tierra

Funes no cree que el modelo de Chávez funcione en El Salvador

Actualidad Mundial, Democracia, Economia y finanzas, Inmigración, Intercesión, Libertad de Prensa, Mauricio Funes, Mauricio Funes C., Noticias, Noticias de El Salvador, Noticias Nacionales, Ortodoxia, Pacto Fiscal El Salvador, Política, Politica de El Salvador, Prensa, Reforma Fiscal

MAURICIO FUNES

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, aseguró que el modelo económico y social conocido como “socialismo bolivariano” que preconiza su homólogo venezolano, Hugo Chávez, “funciona en Venezuela, si es que funciona, pero no en El Salvador”.

En una entrevista publicada hoy por el vespertino francés “Le Monde”, el dirigente salvadoreño puntualizó que el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) que lidera “permanece cercano a Venezuela y a Cuba”, pero matizó que su partido “ha sabido mostrar realismo y pragmatismo para adaptarse a la vida democrática”.

“El modelo cubano no podría ser adoptado aquí (en El Salvador) mientras que La Habana lo está reformando porque ya no es viable”, agregó.

Funes, que recibe hoy la visita de Barack Obama, dijo que los latinoamericanos “se equivocan al reprochar” al presidente de Estados Unidos que no haya aprobado aún la reforma migratoria, ya que ésta depende del Congreso y mostró su deseo de que pronto haya un acuerdo bipartito para sacarla adelante.

El presidente, electo en 2009, celebró, en cambio, que Washington haya prolongado el estatus de residente temporal (TPS) para inmigrantes en Estados Unidos hasta el 9 de marzo de 2012, una medida que sí que depende del Ejecutivo estadounidense, subrayó.

Funes reconoció que los gobernantes de la región no pueden sustraerse a la responsabilidad de aprobar reformas estructurales capaces de reducir los flujos migratorios.

Para ello, el presidente salvadoreño indicó que cuenta con promocionar “la agricultura y la ganadería, que absorben mucha mano de obra” al tiempo que recordó su plan para transformar 350.000 explotaciones familiares destinadas al consumo propio en unidades productivas orientadas hacia el mercado interior y la exportación.

El presidente también se refirió a la violencia en el país, que cuenta con la tasa de homicidios más elevada de América Latina, “con entre 18 y 20 asesinatos por día”, y afirmó que la solución al crimen organizado “no es un Estado carcelario sino un Estado social”.

Aún así, Funes dijo apostar por “los servicios de inteligencia y la infiltración en las bandas”, para lo cual construyen con la ayuda de Estados Unidos un centro de escuchas telefónicas, autorizado por una reforma constitucional.

La corrupción policial es otro de los problemas del país, según el mandatario, quien señaló que desde su llegada al poder se ha despedido a un centenar de policías y suspendido a 300 que son investigados por este motivo.

Además, destacó el esfuerzo de profesionalización de los cuerpos de seguridad con medidas como la creación de un laboratorio de investigaciones criminales en el país.

How to Help the Japan Earthquake and Tsunami Victims

Actualidad Mundial, Apóstolado, Catástrofes, Cristianismo, Economia y finanzas, Historia, Intercesión, News Alert, Noticias, Pray, Prayer Room, Prensa, Transformando Ciudades

By Reader’s Digest Editors

Japan Earthquak and Tsunami © REUTERS/Ho New

On the Web:

Network For Good lets you choose your charity and donate through its website.

Google has launched a version of its Person Finder tool specifically for those who are trying to find or have information about earthquake survivors. You can access it here. For those in Japan who can’t register Google Person Finder, the company is encouraging those who are at a shelter or evacuation center to take photos of lists of people who are currently there and email them to tohoku.anpi.google@picasaweb.com with the shelter’s name in the subject line.

On Your Mobile Phone

This list from paidcontent.org hows how you can give $10 to various relief organizations by texting to the numbers below:

Text “JAPAN” or “TSUNAMI” to 20222 to donate $10 to Save the Children—90% of all expenditures at this non-profit goes to program services

Text “4JAPAN” or “4TSUNAMI” to 20222 to donate $10 to World Vision, Inc., a Christian relief, development and advocacy organization that works with children, families and communities in need.

Text “MERCY” to 25283 to donate $10 to Mercy Corps, which focuses on disaster response, sustainable economic development, and health services.

Text “SUPPORT” to 85944 to donate $10 to ADRA Relief, the Seventh Day Adventist charitable initiative whose emergency management initiatives provide aid to disaster survivors.

Text “MED” to 80888 to donate $10 to Assist International Medical Corps, a group dedicated to relieving the suffering of those impacted by war, natural disaster and disease

Text “JAPAN” to 80888
to donate $10 to the Salvation Army, which has three emergency service relief teams working in areas affected by the earthquake and tsunami

Text “REDCROSS” to 90999 to donate $10 the American Red Cross and help fund it’s team of 400 doctors, nurses and support staff on the ground in Japan.

On Facebook

The Red Cross also has a Facebook page where you can donate amounts up to $500. You can also give to this organization at the iTunes store.

According to mashable.com, if you “like” explore.org’s “Dog Bless You” Facebook page, the organization’s founder, will donate $1 up to $100,000 to fund search and rescue dogs in Japan.

On Twitter

Here are some relevant hash tags, also from mashable.com:
#Jishin focuses around general earthquake information
#Anpi helps confirm safety of individuals or places
#Hinan provides evacuation information
#311care has information on medical care for the victims
#PrayforJapan: A general hashtag for support and best wishes for victims of the crisis

Fiscales se anotan victoria en juicio contra Posada Carriles

Actualidad Mundial, Corrupción Institucional, Crimenes, Democracia, Economia y finanzas, Historia, Inmigración, Intercesión, Libertad de Prensa, News Alert, Noticias, Noticias de El Salvador, Noticias Nacionales, Noticias y Crónicas, Política, Politica de El Salvador, Prensa, Transformando Ciudades
jtamayo@elnuevoherald.com
EL PASO, Texas

Los fiscales en el juicio de Luis Posada Carriles se anotaron una victoria clave el jueves, al obtener permiso para presentar como evidencia un fax que muestra a Posada como el organizador de una serie de atentados con bombas en centros turísticos cubanos,

El fax da algunos detalles financieros sobre la ola de bombas y advierte a los coconspiradores de Guatemala que no recibirán más dinero a menos que haya más publicidad por las explosiones.

Esta es la única evidencia documental que vincula al militante anticastrista de 83 años con la ola de bombas de 1997 en hoteles y un restaurante cubanos que causaron la muerte de un turista italiano.

La jueza federal de distrito Kathleen Cardone se había negado anteriormente a permitir que los fiscales presentaran el fax como evidencia durante el juicio de 10 semanas, porque los fiscales no habían podido autentificarlo.

En una victoria para los fiscales, sin embargo, Cardone lo permitió el jueves después que la periodista del New York Times, Ann Louise Bardach, testificó que ella lo había discutido repetidamente con Posada cuando lo entrevistó en 1998.

El fax fue enviado supuestamente por Posada en El Salvador a sus contactos en Guatemala, enumerando envíos de dinero de exiliados cubanos de Nueva Jersey y referencias a los ataques con bombas.

Fue firmado como “Solo”, uno de los seudónimos que, según se sabe, han sido usados por Posada. El nombre fue tomado del personaje principal de un programa de TV favorito de Posada en los años 60, Napoleon Solo, el espía del programa The Man from U.N.C.L.E.

Cardone dictaminó que los fiscales podían presentar el fax como evidencia después de una sesión que duró toda la mañana, sin la presencia del jurado, interrogando y contrainterrogando a Bardach.

Bardach fue coautora de varios artículos de 1998 en el New York Times sobre actividades violentas de exiliados cubanos contra el gobierno cubano, incluyendo la serie de bombas en 1997.

El abogando defensor, Arturo V. Hernández, tratando de impugnar la validación del fax por parte de Bardach, reveló en lo esencial su línea de ataque cuando contrainterrogó a la periodista sobre su amplio testimonio.

Hernández le preguntó repetidamente a Bardach si Posada había reconocido “explícitamente” en algún momento de la entrevista que él escribió el llamado “Solo Fax’.’

“Posada no habla de una manera explícita y directa. No estaba haciendo declaraciones atrevidas”, replicó Bardach. “No creo que haya sido muy explícito”.

Cintas grabadas de la entrevista que fueron reproducidas en la sala del tribunal, mostraron que ella le preguntó repetidamente a Posada sobre el fax que “usted escribió”. Posada confirmó que lo había firmado y nunca negó haberlo escrito, pero no declaró directamente que lo escribió, según las grabaciones.

Se espera que Hernández impugne a Bardach sobre la naturaleza “explícita” de los comentarios de Posada cuando comience a contrainterrogarla sobre la parte principal de su testimonio, el viernes o en algún momento de la semana que viene.

Bardach escribió en el Times que durante su entrevista Posada “admitió con orgullo la autoría de los ataques con bombas” como “actos de guerra destinados a dañar a un régimen totalitario privándolo del turismo y las inversiones extranjeras”.

La periodista es un testigo clave de la fiscalía sobre los cargos más serios encarados por Posada: que cometió perjurio cuando les negó a agentes estadounidenses de inmigración, bajo juramento, que le confesó a ella su papel en las explosiones en Cuba. También encara cargos de mentir sobre cómo logró entrar en Estados Unidos en el 2005, y acerca de cómo tenía un pasaporte guatemalteco.

En su declaración de apertura en enero, Hernández dijo que argumentaría que Posada nunca asumió explícitamente la responsabilidad por las bombas durante la entrevista con Bardach, y que nunca mintió realmente bajo juramento a los agentes de inmigración.

Esa defensa ha sido comparada con la del ex presidente Bill Clinton cuando éste describió su relación con la interna de la Casa Blanca Monica Lewinsky diciendo que él “nunca tuvo sexo con esa mujer”.

Posada ha afirmado que le mintió a veces a Bardach, y uno de sus comentarios en las grabaciones lo muestra tratando extrañamente de decir la verdad sobre una de sus mentiras.

“No es verdad lo que le voy a decir”, dice, antes de afirmar que vive de las ventas de su autobiografía. El dinero para el libro, que fue publicado por su propia cuenta –parece estar diciendo– provino realmente de donaciones para sus actividades anticastristas.

Bardach también testificó el jueves que Posada accedió a la entrevista con ella porque estaba enojado con un artículo de The Miami Herald sobre sus actividades, y quería más atención de los medios sobre las bombas en Cuba, con el fin de desbaratar la industria turística de la isla.

Los periodistas extranjeros en La Habana supieron primero de las explosiones, pero no las reportaron durante varias semanas. Las autoridades cubanas no las confirmaron hasta que arrestaron a uno de los terroristas, el ciudadano salvadoreño Ernesto Cruz León.

“Su lamento fue que ellos no estaban recibiendo suficiente publicidad por su campaña”, testificó Bardach. “Me parece que pensó que el New York Times es lo mejor posible en los medios informativos”.

Durante la entrevista, añadió, ella le dijo: “usted va a recibir ahora una gran publicidad”.