Los primeros en extinguirse por el cambio climático

Actualidad Mundial, Crimenes, Día internacional preservación de la capa de ozono, Democracia, ECOLOGIA, Economia y finanzas, Historia, Intercesión, Libertad de Prensa, Marcando Historia, News Alert, Noticias, Noticias Nacionales, Noticias y Crónicas, Pray, Prensa, salud, Transformando Ciudades
Los saurios no pueden adaptar su temperatura corporal a la que hay en el exterior
ARACELI ACOSTA |
MADRID
Es un hecho que en el planeta se está produciendo un declive a gran escala de muchas especies animales y vegetales. En muchos casos, el calentamiento global está detrás de esta situación, junto a otros factores, como la fragmentación del hábitat, la introducción de especies invasoras o la aparición de hongos patógenos, como está ocurriendo con los anfibios. En el caso de los lagartos y las lagartijas es el cambio climático por sí solo el vector que les conduce inexorablemente a la extinción, que ya se está produciendo, según un estudio que se publica en «Science» y en el que han participado 26 investigadores de doce países, entre ellos España.
«Las extinciones debidas al cambio climático ya están aquí, no son cosa del futuro», aseguró Barry Sinervo, autor principal del estudio e investigador de la Universidad de California en Santa Cruz (Estados Unidos) y del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de Francia.
La investigación, que presentaron ayer en Madrid el propio Sinervo, el investigador del CSIC Ignacio De la Riva y el profesor Jean Clobert (del CNRS), partió de un estudio sobre una especie de lagartija de Europa, la lagartija de turbera, que también se encuentra en el norte de España. Cuando después de un tiempo el equipo regresó a los lugares de observación en Francia, Sinervo descubrió que un 32% de las poblaciones había desaparecido. Al mismo tiempo, se observaron también extinciones en México en especies de lagartijas del género Sceloporus, pese a que su hábitat aparecía aparentemente intacto.
Adaptarse o morir
Como explica Ignacio de la Riva, del CSIC, los reptiles no pueden regular su temperatura corporal con independencia de la que hay en el exterior. Así, en los estudios que se hicieron en México — a partir de un modelo artificial de lagarto con microchips que midió la temperatura en diferentes condiciones durante cuatro meses— se vio que con el aumento de las temperaturas estos saurios tenían menos horas al día en las que podían salir de sus escondrijos para alimentarse o criar adecuadamente.
Lagartos y lagartijas, primeros en extinguirse por el cambio  climático

Ejemplar de “Phelsuma quadriocellata” /IGNACIO DE LA RIVA-CSIC
«Supimos entonces que las extinciones serían globales», señala Sinervo. Con esas variables fisiológicas relacionadas con la regulación térmica de los reptiles y con los diferentes escenarios globales de aumento de temperaturas manejados por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), los investigadores elaboraron un modelo matemático de riesgo de extinción.
Y las conclusiones no son nada halagüeñas: el 6% de las especies de saurios del mundo se extinguirán en 2050 y un 20% lo habrán hecho en 2080. En total, unas 1.300 especies de las 5.100 especies de saurios conocidas. En la actualidad, los “puntos calientes” de extinción son Madagascar, Australia y Suramérica.
Los investigadores advierten que ya es muy difícil evitar la extinción de estas especies en 2050, por el efecto inercia del cambio climático, explica Barry Sinervo, pero sí se pueden tomar medidas para que no ocurra lo mismo en 2080.
Las especies más amenazadas van a ser las de montaña, sobre todo en zonas tropicales, porque, según explicó De la Riva, «tienden a cambiar su área de distribución altitudinalmente, es decir, si una especie vive en una zona fría y el clima es cada vez más caliente va a necesitar ir subiendo y en algunos casos se va a encontrar con que ya no tiene a donde ir». A esto se añade el hecho de que las especies de tierras bajas van a colonizar cada vez zonas más altas y van a ir desplazando a las de la montaña. Esto es, el cambio climático les pone en la senda de la extinción y «la competición de otras especies completa el trabajo», concluye Sinervo.

El día de la madre tierra

Actualidad Mundial, Catástrofes, Día internacional preservación de la capa de ozono, ECOLOGIA, Economia y finanzas, News Alert, Noticias, Noticias y Crónicas, Política, Prensa, salud, Transformando Ciudades

En el 40º Día de la Madre Tierra, en Cochabamba se reconocerán sus Derechos

El concepto de Madre Tierra o Madre Naturaleza tiene sus raíces en la gran mayoría de pueblos indígenas de todo el mundo. El calificativo de “madre” tiene precisamente el objetivo de connotar una relación de respeto y de reconocimiento de nuestro origen. La Madre Tierra es la fuente de la vida de todo lo que existe, incluidos los seres humanos. En la visión indígena la naturaleza no es un objeto inerte, una fuente de recursos, sino, nuestro hogar con el cuál los seres humanos estamos emparentados. De ahí las diferentes practicas de agradecimiento a la Madre Tierra de los pueblos indígenas que tienden a crear una relación de hermandad con las aves, las montañas, los ríos, el viento y todos los seres que nos rodean. La Madre Tierra es sabia, está viva y es sagrada. Los pueblos son parte de ella y deben vivir en armonía con ella.
Si todos somos parte de un solo sistema interdependiente ¿por qué sólo los seres humanos hemos de tener derechos y la naturaleza ha de ser tratada como un simple objeto funcional a los intereses de los hombres? Para garantizar los derechos humanos en el siglo XXI es fundamental reconocer que nuestra madre tierra también tiene derechos. Solo reconociendo y defendiendo los derechos de la naturaleza será posible restablecer el equilibrio en el planeta Tierra. Mientras la especie humana trate a la madre tierra como a un esclavo carente de derechos, la humanidad no recuperará su humanidad.
¿Cuales son los derechos de la Madre Tierra? ¿Qué podemos hacer para promoverlos y defenderlos en el plano nacional, regional e internacional?
Así como los seres humanos tienen derechos humanos, otros seres también pueden tener derechos adicionales, libertades y deberes que son específicos para su especie y apropiados para su rol y función dentro de las comunidades en las que existen.
En la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra que se realiza en estos días en Cochabamba, Bolivia, uno de los Grupos de Trabajo tiene como único e importantísimo objetivo reflexionar sobre estos temas, construir un Proyecto de Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra y discutir propuestas para impulsar los Derechos de la Madre Tierra a nivel nacional, regional e internacional.
La Madre Tierra tiene derecho a existir, persistir y continuar los ciclos, estructuras y procesos vitales para sustentar a todos los seres.
Los seres humanos tienen la responsabilidad especial de evitar actuar en violación de los derechos de la Madre Tierra, deben garantizar que los daños causados por violaciones humanas de estos derechos se rectificarán cuando sea posible y que los responsables rendirán cuentas para restaurar la integridad y el funcionamiento saludable de las comunidades y ecosistemas afectados.
Una Declaración Universal de los derechos de la Madre Tierra es un paso muy importante para detener la voracidad con la que trasnacionales y países industrializados están degradando el planeta. El rechazo al reconocimiento de estos derechos, dejará en evidencia a quienes pretenden continuar con esta irracional destrucción de nuestra casa a costa de la supervivencia de todos los seres que la habitamos y que la habitaran en el futuro.

Ricardo Natalichio
Director
rdnatali@ecoportal.net
www.ecoportal.net

“El cambio climático fomentará los Estados fallidos y los regímenes autoritarios”

Actualidad Mundial, Catástrofes, Día internacional preservación de la capa de ozono, Democracia, ECOLOGIA, Economia y finanzas, Historia, Noticias, Noticias Nacionales, Noticias y Crónicas, Política, Pray, Prensa, salud, Transformando Ciudades

Universidades europeas y asiáticas advierten de las consecuencias políticas del calentamiento global y de sus efectos en la producción de alimentos y agua

De los desastres naturales y la escasez de agua y alimentos a los autoritarismos. Las consecuencias del calentamiento global trascienden los nocivos efectos sobre el medio ambiente y apuntan contra la estabilidad de los sistemas políticos y la seguridad humana. “El cambio climático provocará el profundo empobrecimiento de muchas zonas y fomentará la aparición de Estados fallidos y regímenes autoritarios”, considera Antonio Marquina, coautor y editor de Global Warming and Climate Change, que mañana presenta en Casa Asia-Madrid, junto al director del CNI, Félix Sanz Roldán, y el secretario general de Política de Defensa, Luis Cuesta.

Los conflictos por la escasez de agua y alimentos y los flujos migratorios derivados de los problemas medioambientales afectarán a los sistemas políticos a medio plazo, poniendo el límite temporal en 2050. Habrá países, sobre todo en Asia y en Oriente Próximo, que refuercen los sistemas autoritarios para sobrevivir. Otros, los más pobres, no podrán afrontar los desastres derivados del cambio climático y se convertirán en Estados fallidos. “El empobrecimiento de determinadas zonas y los costes de adaptación son factores que no se han tenido en cuenta incluso en modelos para las predicciones del crecimiento económico de zonas y países”, sostiene Marquina.

“Si se une el deseo de los países en desarrollo de seguir creciendo con la visión política de que ese crecimiento es exitoso pese al deterioro ambiental, los Gobiernos intentarán controlar cualquier obstáculo para mantener ese ritmo de crecimiento”, añade Rosa de Vidania, directora del Departamento de Medio Ambiente del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, que también participa mañana en la presentación del libro.

Prepararse para los cambios

Sin necesidad de hacer predicciones, hay realidades incuestionables que evidencian los efectos del calentamiento global: “Ya no se pueden negar hechos como la reducción del agua de la cuenca de los ríos o los cambios en la estacionalidad en las precipitaciones con sus consecuencias para la agricultura”, continúa Marquina. Por eso, junto a las políticas destinadas a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, el catedrático de Seguridad y Cooperación en la Universidad Complutense de Madrid subraya la importancia de desarrollar políticas de adaptación: “Hay que diseñar, por ejemplo, programas para el tratamiento y recogida del agua o para la preparación de nuevos cultivos ante la alteración de los períodos de lluvias”.

Lejos de ser alarmista, Global Warming and Climate Change -un libro resultado de la investigación desarrollada por la red de universidades Europa-Asia (ASEM)- propone una visión de escenarios posibles en función de la situación medioambiental actual y de sus perspectivas de evolución. En el Mediterráneo, por ejemplo, las producciones de alimentos están prácticamente al límite, especialmente en el norte de África. “En estos países, ya se importa buena parte de los alimentos que se consumen”, explica el editor del libro, y la situación se agravará si se agudizan los efectos del cambio climático y no se aplican las políticas de adaptación adecuadas, que, fuera de la Unión Europea, son todavía prácticamente inexistentes.

Los desastres naturales empeorarán la situación. La subida del nivel del mar, que las opiniones científicas más optimistas sitúan en 0,5 metros en este siglo, anegará el delta del Nilo y vastas extensiones de cultivo del sudeste asiático, que hasta ahora no ha sufrido carencias de lluvia y no ha visto afectada su producción agrícola.

Pero para que sean factibles las políticas de adaptación a los escenarios futuros que resultarán del cambio climático, la toma de medidas para reducir las emisiones de gases a la atmósfera, que fracasó en la Cumbre de Copenhague, sigue siendo urgente. Según señala Marquina, “si en 2020 no se consigue frenar el aumento de temperaturas y ésta sube en más de dos grados las políticas de adaptación serán inviables por su coste”.

Obama traza estrategia de EUA para biocombustibles

Actualidad Mundial, Día internacional preservación de la capa de ozono, Economia y finanzas, News Alert, Noticias, Noticias Nacionales, Noticias y Crónicas, Prensa, salud, Transformando Ciudades
Reuters

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, trazó el miércoles una estrategia para reactivar la producción de biocombustibles, buscando encaminar al país hacia la independencia energética sin desatender el impacto ambiental del etanol producido con granos, dijo un funcionario.

El programa forma parte del esfuerzo de la administración por ganar más votos para un proyecto de ley que está trabado en el Senado y que pretende impulsar la producción de energía de bajo consumo de carbono.La iniciativa parlamentaria enfrenta serios obstáculos luego de la elección del mes pasado en Massachussetts, que dio a los republicanos un asiento del Senado que estuvo en manos de los demócratas por mucho tiempo y que privó al oficialismo de votos clave.

La estrategia, que también apunta a impulsar el empleo en un país que tiene una tasa de desocupación de dos dígitos, será desarrollada por el Grupo de Trabajo de Biocombustibles, un organismo interdisciplinario establecido para alentar la inversión en biocombustibles y hacer más limpia la industria.Los departamentos de agricultura y energía y la Agencia de Protección Ambiental trabajarán juntos para crear una cadena de suministro regional que garantice que todas las zonas del país desarrollarán mercados de biocombustibles más consistentes, dijo la fuente.

Obama y miembros de su Gabinete tienen planeado reunirse el miércoles con un grupo de gobernadores de estados para discutir la política energética y las oportunidades y desafíos que presenta la transición hacia una economía de energía limpia.El presidente busca que el país revise su esquema de energía y cambie a combustibles menos contaminantes y reduzca su dependencia del petróleo extranjero.Coincidiendo con el anuncio de Obama, la Agencia de Protección Ambiental también podría divulgar nuevas normas de medición de las emisiones del dióxido de carbono para biocombustibles como el etanol.

Bajo una ley de energía del 2007, el etanol elaborado a partir de maíz debe emitir menos gas invernadero -dióxido de carbono- que la gasolina durante el ciclo de vida del combustible.Combustibles celulósicos, hechos con desechos de cosechas y pedazos de madera de plantaciones no alimentarias, tendrían que ser aún más limpios.

La atribulada industria de biocombustibles está preocupada de que la administración Obama salga demasiado rápido del etanol, que es mayormente hecho con maíz, a técnicas más difíciles basadas en restos de madera u otros productos biológicos.Elevar la producción de biocombustibles cultivados localmente, como el etanol, ayudaría a lograr una mayor independencia energética y a crear empleos en áreas rurales.

Las claves de la cumbre de Copenhague

Actualidad Mundial, Día internacional preservación de la capa de ozono, ECOLOGIA, Marcando Historia, News Alert, Noticias, Noticias y Crónicas, Prensa, salud

Acuerdo de mínimos

La canciller alemana, Angela Merkel, conversa con Obama y líderes europeos en la recta final de la cumbre.- EFE

El destino de la lucha contra el calentamiento se ha decidido en una sala cerrada de la primera planta del centro de convenciones de la Cumbre del Clima de Copenhague. Allí, Barack Obama, el chino Wen Jiabao, el brasileño Lula da Silva y el indio Manmohan Singh no sólo acordaron un acuerdo que admitieron como insuficiente.

En esa sala, con poco más de 35 personas, EE UU impuso su ley y logró el cambio de eje de las relaciones internacionales en la lucha con el cambio climático y en el sistema de Naciones Unidas, incapaz de avanzar durante dos años. Los 119 líderes reunidos en Dinamarca regresaron a casa sin foto de familia. Algo, mucho, saltó por los aires en esa sala a puerta cerrada.

Con el pacto promovido por EE UU, a la UE y al resto de países no le quedó más que ratificarlo tras una noche de debate vacío en el que sólo Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Cuba y Sudán se opusieron para ganar protagonismo.

El Acuerdo de Copenhague siempre fue cosa de dos, China y EE UU. Hasta tal punto han monopolizado los debates que en uno de los últimos borradores los países escribieron entre corchetes: “Introducir aquí la consideración de EE UU y China”. Así figura en el cuarto borrador, junto al punto de cómo el acuerdo permitiría verificar las emisiones de los países emergentes, el punto al que China se opuso.

Así que Obama y Jiabao, en su segundo encuentro en el día, dieron con la fórmula: los países en desarrollo realizarán su propia “medición, declaración y verificación de sus emisiones”, pero a la vez aceptan un sistema de “consultas y análisis internacionales bajo unas guías claras que asegurarán que se respeta la soberanía nacional”.

Pekín vetó la palabra verificación como una opción de la ONU. Los recortes de emisiones financiados con dinero internacional -sea un parque eólico o una central hidroeléctrica- sí tendrán control internacional.

El lenguaje es enrevesado como todo en esta cumbre. Leer los tres folios del Acuerdo de Copenhague es sumergirse en conceptos aparentemente vaporosos pero que esconden detrás dos años -desde que en Bali en 2007 se acordó que en 2009 habría un tratado- de enconadas disputadas.

El texto también establece que “el cambio climático es uno de los grandes retos de nuestro tiempo”, que “el incremento de la temperatura debería estar por debajo de dos grados” y que las emisiones habrían de tocar techo “lo antes posible”. Y todo esto se conseguirá, supuestamente, con objetivos voluntarios de reducción de emisiones que los países presentarán antes de febrero de 2010.

“Científicamente el acuerdo es como una mesa de una sola pata: no se aguanta”, resume un negociador. Las rebajas anunciadas, en caso de cumplirse, sólo reducirían un 18% las emisiones de los países desarrollados en 2020, lejos del rango de entre el 25% y el 40% que pidió el Panel Intergubernamental de Cambio Climático. Con las ofertas voluntarias la temperatura subirá unos tres grados, según un informe de la ONU. “El acuerdo no sirve para el objetivo de los dos grados”, admitió el presidente de turno de la UE, Fredrik Reinfelt.

Los textos previos, incluso el acordado en la reunión G-8 del pasado verano o el pactado en Bali en 2007 eran mucho más precisos y pedían una reducción mínima de emisiones del 25%. Pero la Casa Blanca se opuso por poco realista. Europa confiaba en que, al dirigirse al mundo, Obama fuera más allá. “En reuniones informales nos habían dicho que con compensación de emisiones su bajada estaría entre el 26% y el 33%”, explicó en los pasillos Josef Matthias Leinen, jefe de la delegación del Parlamento Europeo. Pero Obama, enrocado en elevar la presión a China no se movió de su postura.

En el acuerdo tampoco aparece que en 2050 las emisiones deberían situarse un 50% por debajo de las de 1990. Lo vetó China, como reveló el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. Lo más claro es el compromiso de financiación para los países en desarrollo, que permitió a los africanos sumarse al acuerdo.

El resultado no satisface a nadie. Obama, en una breve declaración antes de dejar Copenhague por la puerta de atrás, dijo: “Sabemos que el avance no es suficiente y que queda mucho camino por hacer”. El presidente de EE UU, sin embargo, pidió realismo: “Creo que hace falta un tratado (vinculante). Pero esta era la típica situación en la que si hubiéramos esperado a que pasara no habríamos avanzado nada” y criticó a quienes hubieran preferido “dos pasos atrás antes que un paso adelante”. Obama, cuyo discurso en Copenhague, fue recibido con una inusitada frialdad por el tono mecánico y tenso de sus palabras. Se defendió de que en el acuerdo todo sea voluntario: “Kioto era legalmente vinculante y a todo el mundo le pareció poco. Es importante avanzar en vez de tener palabras en un papel”.

Como no había forma de acordar nada sobre cómo pasar de los objetivos voluntarios a un acuerdo legalmente vinculante en 2010 -como querían la UE y EE UU- la opción fue dejarlo en blanco. El papel no aclara si se prorrogara Kioto, si habrá un nuevo tratado ni cuándo. Simplemente no existe ninguna mención. En busca del consenso para salvar la cara se llegó a situaciones así.

Una vez pactado entre los cinco grandes, Obama anunció que se lo comunicaría “a los europeos” y luego al grupo de 28 jefes de Estado y de Gobierno de todos los grupos que preparaban el texto político.

El sistema de trabajo es el resultado de una inteligente estartegia de EE UU. Obama, con el Nobel de la Paz por el mutilateralismo, envió una delegación de altísimo nivel a la cumbre. Desde la primera semana, el enviado especial de Obama, Todd Stern, dirigió las negociaciones, mucho antes de que llegaran los ministros europeos. Por la cumbre han pasado siete seretarios (ministros) de su Administración, desde Hillary Clinton al premio Nobel de Física y secretario de Energía, Steven Chu.

Pero a la vez, Washington ha conseguido lo que Bush no logró: sacar la negociación fuera del plenario de Naciones Unidas, donde cualquiera de los 193 países puede vetar cualquier acuerdo y eternizar las discusiones. Obama negoció a puerta cerrada, lo entregó al pleno y se fue. Los delegados seguían enzarzados en discusiones sin final y en largos discursos con barrocas formas de cortesía diplomática -“con el debido respeto a esta presidencia y sin socavar su autoridad”, y frases similares cuando el avión presidencia aterrizaba en Washington.

Bush intentó crear un foro paralelo a la ONU en el que las grandes economías se pusieran de acuerdo para, de forma voluntaria, afrontar el cambio climático. Fracasó. Igual que ha ocurrido en Copenhague pero dentro de un edificio de Naciones Unidas.

“Lo ocurrido, el pacto a puerta cerrada refrendado por la ONU, tendrá enormes cnsecuencias, no solo para la Convención de Cambio Climático, sino para todo el sistema de Naciones Unidas. Vamos hacia la Organización Mundial del Comercio donde todo se decide a puerta cerrada”, lamentó resignado ayer por la mañana, después de más de 24 horas sin dormir, Kim Carsten, de WWF, uno de los únicos 300 miembros de ONG autorizados a entrar los últimos días de la cumbre. “Si la UE ha eliminado la unanimidad porque no sirve para 27 países con intereses comunes, ¿cómo va a servir para la ONU?”.

El problema es que el espectáculo que ofreció la ONU como alternativa fue lamentable. 183 países estaban de acuerdo y pedían apoyar el texto como la única solución posible. Pero el bloque bolivariano -Bolivia, Venezuela, Nicaragua y Cuba- y Sudán se oponían. El sudanés Lumumba Stanislaus Di-Aping llegó a afirmar que el texto “es producto de la misma ideología que llevó a los hornos crematorios a seis millones de personas en Europa”, por lo que recibió reproches de decenas de Estados.

Durante 10 horas, toda la noche, decenas de países defendieron el texto, pero la ONU exige consenso y por la mañana Hugo Chávez y Evo Morales ya habían anunciado que bloquearían cualquier acuerdo porque no habían sido invitados a la reunión de 28 países y porque la ONU no funciona así. A las siete de la mañana, el ministro británico Ed Miliband, frenó en el último segundo, a base de dar golpes en la mesa para llamar la atención del presidente, que el texto quedara incluido como una simple propuesta, lo que habría impedido aplicar los fondos de ayuda a los países en desarrollo. Miliband, en una vibrante intervención advirtió de que si el acuerdo era rechazado “supondría romper la convención de Naciones Unidas”, algo que planeaba en el ambiente ya que de ninguna forma lo acordado por los líderes de 183 países iba a depender de Chávez.

“Ha sido el plenario más vergonzoso al que he asistido. Si no somos capaces de ponernos de acuerdo en esto, ¿cómo vamos a alcanzar un tratado vinculante?”, declaró el representante saudí.

Pasadas las 10 de la mañana, tras dos horas de parón para consultar con los servicios jurídicos, la cumbre “tomó nota” del acuerdo y el presidente golpeó con la maza a toda velocidad para que nadie pudiera protestar. La fórmula permite, según el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que el acuerdo “entre en vigor inmediatamente”, dijo tras observar mudo desde la presidencia 10 horas de descontrol.

La reacción de Miliband, una de las figuras clave del laborismo británico, salvó la cara de la UE. Apartada en la negociación clave, los europeos se van de Copenhague con la sensación de que les han robado la cartera, que el proceso que lideraron durante dos décadas ya no está bajo su control y que, los nuevos capitanes quieren ir en otra dirección. Barroso hizo malabarismos: “La UE lidera cuando se trata de elevar los objetivos, pero no está cuando lo que se busca es reducir la ambición”. La UE se reserva su oferta de ampliar su recorte de emisiones del 20% actual al 30% hasta ver cómo evoluciona la negociación. Los delegados europeos musitaban por los pasillos las palabras “Decepción, desastre y fiasco”. “Es el mundo que tenemos”, lamentaban. Y, sin embargo, el pacto se salvó por el empuje de un británico, no por la representación estadounidense.

La reacción china al acuerdo también fue fría. Cuando Jiabao aceptó el pacto, uno de sus ministros comenzó a gritar en chino con gestos de desacuerdo. “La traductora no dijo qué gritaba”, explica una fuente presente en el encuentro. En el plenario que después adoptó el pacto entre los cinco grandes, China no defendió ni una sola vez su aprobación frente a las críticas del bloque bolivariano. La delegación china aplaudía las declaraciones de estos países contra la forma “antidemocráctica en la que se adoptó el acuerdo”, según negociadores en la sala, cerrada a la prensa por primera vez en 10 años. Fuentes de la ONU dudan de que Pekín buscara boicotear su acuerdo a través de otros países: “Probablemente lo hacían porque arremetían contra EE UU y los países ricos”.

La dificultad para alcanzar un acuerdo puede parecer excesiva, pero es que las implicaciones de la lucha contra el cambio climático son inabarcables: para conseguir limitar la temperatura y estabilizar la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera hace falta una revolución industrial con energía verde, dejar atrás el petróleo, actuar sobre el comercio internacional, tratar la aviación, evitar la deforestación… La española María Neira, de la Organización Mundial de la Salud, estuvo hasta el ultimo día: “Si esto sale adelante sera el principal tratado de salud pública del mundo. Los millones de muertes por contaminación en las ciudades y la mala calidad del aire interior por combustión de cocinas de mala calidad en países en desarrollo empezarán a caer”.

El acuerdo incluye que el Fondo del Clima pagará a los países tropicales para que no talen sus bosques, imprescindibles para el planeta. Luz entre las sombras.

Claves del pacto

– EMISIONES.

Los países “subrayan que el cambio climático es uno de los grandes retos de nuestro tiempo” y que hay actuar para “estabilizar la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que prevega una interferencia antropogénica con el clima (…) por lo que el aumento en la temperatura global debería estar por debajo de dos grados centígrados”. Para ello se comprometen a “cooperar para conseguir que las emisiones nacionale stoquen techo lo antes posible”. El acuerdo no incluye la concentración de CO2 necesaria -450 partes por milón- para ese objetivo, ni el año del máximo de emisiones, entre 2015 y 2020, según el IPCC, ni la necesidad de que las emisiones en 2050 sean la mitad que en 1990.

– PLANES NACIONALES.

Los países desarrollados “se comprometen a presentar objetivos de reducción de emisiones antes del 1 de febrero de 2010”. “Estas reducciones y la financiación a los países en desarrollo será declaras, medidas y verificadas” por la ONU.

Los países en desarrollo podrá “implantar medidas de mitigación” de emisiones que comunicarán antes de febrero de 2010. Estas acciones serán objeto de “declaración, medida y verificación nacional” y cada dos años informarán a la ONU y habrá un sistema de “internacional de consulta y análisis bajo guías claramente definidas que aseguren que se respeta su soberanía nacional”. Las acciones financiados ocn dinero internacional estarán sujetas a la supervisión normal de la ONU.

“Los países menos desarrollados y las pequeñas islas podrán realizar acciones voluntarias si recben apoyo”.

Las potencias rebajan las expectativas para salvar la cara en Copenhague

Actualidad Mundial, Día internacional preservación de la capa de ozono, ECOLOGIA, Economia y finanzas, News Alert, Noticias, Prensa

La negociación en la Cumbre del Clima de Copenhague va a menos. Los negociadores de las potencias buscan desesperadamente a puerta cerrada un acuerdo a base de rebajar sus expectativas. “He visto varios borradores y todos son malos. Aunque unos son peores que otros”, ha afirmado Kim Carstens, de la organización ecologista WWF. En uno de ellos sólo aparece que las emisiones tocarán techo “cuanto antes”. China se niega a que la ONU audite sus emisiones, algo que, según Barack Obama, es esencial para llegar a un acuerdo. Pero los textos se suceden. En el último conocido, figura que las emisiones en 2050 deben ser la mitad que en 1990.

Los borradores mantienen sin definir los objetivos de emisiones para los países en desarrollo y los desarrollados. La ministra española de Medio Ambiente, Elena Espinosa, ha declarado a la prensa que “las cosas se están complicando muchísimo” y que la postura china es uno de los principales escollos.

Las conversaciones siguen a puerta cerrada y, según fuentes próximas a las mismas, es probable que se prolonguen hasta mañana. Nadie quiere aparecer como el que rompió el acuerdo, y nadie cede. Así, el borrador es sólo el Acuerdo de Copenhague, aunque no especifica si será una decisión de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, lo que vincularía a EE UU y China, o sólo una declaración política, como las que periódicamente hacen el G-8 y el G-20.

Las ONG consideran decepcionante el borrador, pero los textos cambian continuamente. El citado documento sí mantiene que la temperatura no debe subir más de dos grados centígrados.

En el borrador, los países acuerdan “movilizar conjuntamente 100.000 millones de dólares al año en 2020” para “los países en desarrollo”.

El texto condiciona el fondo a que exista transparencia y añade: “Este fondo procederá de una variedad de fuentes, incluyendo públicas y privadas, bilaterales y multilaterales, incluyendo fuentes alternativas de financiación”. Esta última frase es idéntica a la que utilizó ayer la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, cuando se sumó al fondo de financiación.

Más de 200 detenidos en la Cumbre de Copenhague

Actualidad Mundial, Día internacional preservación de la capa de ozono, ECOLOGIA, Economia y finanzas, News Alert, Noticias, Noticias y Crónicas, Prensa, salud

Unos 5.000 manifestantes pretenden romper el cordón de seguridad para acceder al centro de convenciones donde se reúnen los delegados gubernamentales que negocian el pacto global sobre el clima.- La policía danesa lanza gases lacrimógenos

Decenas de miembros de la organización Acción por la Justicia Climática se citan en la estación de Taarnby, antes de partir hacia el centro de convenciones que acoge la Cumbre Mundial del Clima de Copenhague.- EFE

Las protestas en Copenhague han llegado hoy hasta las cercanías del centro de conferencias donde se celebra la Cumbre del Clima. La Policía danesa ha confirmado la detención de 230 personas desde que esta mañana, sobre las 10.30, un grupo de manifestantes de Climate Justice Action intentó acceder a las instalaciones del Bella Center. “Los disturbios siguen. Tenemos la situación controlada. Los agentes no han usado gas pero sí spray y la fuerza necesaria para controlar la situación”, ha asegurado un portavoz policial a EL PAÍS. Un fuerte cordón policial impide que los manifestantes puedan entrar en el recinto, que desde esta mañana está fuertemente custodiado ante la llegada de ministros y jefes de Estado. El martes por la noche la policía usó gases lacrimógenos en otro acto de esta organización en el centro de la capital danesa y detuvo a 210 personas. La inmensa mayoría de los arrestados -como los 968 del sábado- quedaron sin cargos libres a las pocas horas. La policía danesa practica detenciones preventivas gracias a un cambio legal previo a la cumbre.

Las protestas suceden cuando se produce un cambio en la dirección de la cumbre, que entra en la recta final con las negociaciones para un acuerdo en punto muerto. El primer ministro danés, Lars Loekke Rasmussen, sustituirá a partir de hoy, tal como estaba previsto, a la ex ministra de Medio Ambiente, Connie Hedegaard, en la presidencia de la cumbre, justo un día antes de que comiencen a llegar a Copenhague los líderes mundiales que asistirán al tramo final de las negociaciones.

Entre los manifestantes hay españoles de A Coruña, Barcelona y Madrid. “Nos detuvieron el fin de semana, pero tampoco hicimos nada”, contaba un gallego que participaba en la protesta. “La Policía de aquí es una racista, a los daneses les ponen las esposas por delante y a todos los extranjeros con los brazos en la espalda, que es mucho peor”, aseguraba este joven cuando acudía a la marcha.

Mientras tanto, a las puertas del centro, miembros de seguridad retenían durante cinco horas a un grupo de la organización Friends of the Earth (Amigos de la Tierra) en la entrada del centro a los que se ha retirado su acreditación. “Amigos de la Tierra han sido expulsados porque perturban el orden de Naciones Unidas”, aseguró el eurodiputado y activista francés José Bové, “dicen que es por seguridad, pero los motivos son políticos, los avances son flojos y tienen miedo de que haya gente que sepa de cambio climático”.

Según uno de estos miembros de Friends of the Earth, Jano González, “Yvo de Boer [el secretario ejecutivo de la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático] estuvo aquí esta mañana y nos dijo que por motivos de seguridad había reducir la entrada de ONG, pero es mentira, porque hay otras organizaciones dentro y a nosotros nos han retirado la acreditación a todos”. “Nosotros hemos evitado apoyar cualquier acción problemática para evitar justamente esto”, se lamentaba este activista.

Los manifestantes aseguraron a primera hora de la mañana que su intención era acceder al centro de convenciones. “Atravesaremos el cordón de seguridad para organizar una asamblea popular para debatir con los delegados de la cumbre… para conseguir una solución a la cuestión del clima”, según aseguró el portavoz Peter Nielsen en la televisión danesa TV2. “La policía ha intentado cerrarnos el paso durante toda la semana”, añadió. “Aquí está en juego la resolución de un problema global, y no vamos a retener a la gente”.

Oposición de los países pobres

Países como China, Brasil, Bolivia y Sudán, en representación de los países no alineados del G77, han retrasado hoy el inicio de las intervenciones de los líderes políticos para protestar por el nuevo borrador danés de acuerdo y que consideran que “sale de la nada”. La ex ministra de Medio Ambiente danesa Connie Hedegaard ha anunciado que la presidencia danesa presentará hoy un nuevo borrador que aunará los resultados de las dos vías de negociación.

Los 192 países reunidos en Dinamarca buscan sellar un acuerdo internaconal de reducción de gases de efecto invernadero que sustituya al Protocolo de Kioto, que expira en 2012, y que determine la financiación que los países ricos destinarán a la mitigación del cambio climático en las naciones en desarrollo.

La negociación se atasca en Copenhague

Actualidad Mundial, Día internacional preservación de la capa de ozono, ECOLOGIA, Economia y finanzas, Marcando Historia, News Alert, Noticias, salud

“Esto es como los deberes de los niños. Todo se resuelve a última hora”, resume la presidenta de la cumbre del clima.- “No tenemos otro año para hablar. La naturaleza no negocia con nosotros”, calmó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en un acto en el que ha estado el Príncipe Carlos de Inglaterra.

“La negociación del clima es como los deberes de los niños. Los negociadores sólo llegarán a un acuerdo el último día a última hora y si puede ser un poco más allá”. Así ha resumido la presidenta de la cumbre del clima, la danesa Connie Hedegaard, la situación de parálisis en la que ha entrado el encuentro. En realidad no sólo hay parálisis, sino que, a tenor de los borradores de negociación conocidos este martes, hay retrocesos.

En teoría los técnicos deberían dedicarse a limpiar los borradores, a llegar a acuerdos en los temas menos importantes y dejar sólo los asuntos clave a los ministros. Éstos oficialmente llegan mañana aunque ya hay decenas en la cumbre -no está la española Elena Espinosa pese a ser miembro de la troika europea porque España ocupará en 2010 la presidencia de la Unión -, así que en las próximas horas debería haber textos de negociación que aclarasen las posturas.

Sin embargo, ha ocurrido todo lo contrario. El lunes los presidentes de los dos grupos de negociación -que deben recoger el sentir mayoritario de los 192 países de esta negociación- presentaron textos breves, claros y con pocos corchetes (la forma en la que quedan los asuntos pendientes). Hoy los borradores han crecido en confusión y han perdido números. Las cifras de reducción de emisiones, por ejemplo, quedan como que es un punto que “hay que reelaborar”, mientras que en los borradores del lunes incluían que las emisiones de los países desarrollados deberían reducirse al menos un 25% en 2020 respecto a 1990.

El secretario de la Convención de Naciones Unidas para el Cambio Climático, Yvo de Boer, ha usado un dicho en inglés: “Puedes llevar un caballo al agua pero no puedes hacer que beba. Aquí hemos traído a 192 caballos [los países de la negociación] pero no podemos hacer que beban”.

“Los jefes de Estado deben tomar ahora decisiones que los negociadores han evitado durante dos años”, ha opinado Oxfam.

“No tenemos otro año para hablar”

El tramo de alto nivel de la Cumbre del Clima abrió con el reconocimiento de que la negociación no avanza y con una llamada desesperada a los países para que abandonen sus líneas rojas y superen las diferencias entre ricos y pobres que bloquean la negociación. “No tenemos otro año para hablar. La naturaleza no negocia con nosotros”, calmó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en un acto en el que ha estado el Príncipe Carlos de Inglaterra.

Ban Ki-moon ha pedido que en los próximos tres días los países flexibilicen sus posturas: “El tiempo de las posiciones de negociación maximalistas ha terminado. El tiempo del consenso ha llegado. Nadie conseguirá todo lo que quiere en esta negociación. Pero todo el mundo puede conseguir lo que necesita. Cuanto antes tengamos el acuerdo en Copenhague antes podrá ser convertido en un tratado vinculante. Mientras, el Protocolo de Kioto es el única herramienta que tenemos para reducir emisiones y debe ser mantenido hasta entonces”.

La presidenta de la Cumbre y próxima comisaria europea de Cambio Climático, Connie Hedegaard, ha admitido por primera vez la posibilidad de fiasco: “Podemos fallar. No porque nadie quiera sino porque pasamos mucho tiempo mandando señales, reafirmando posturas y con formalidades. Pero no podemos permitirnos un fracaso. Nadie puede permitirse eso. Ustedes deben ser comprometerse”, ha espetado a los representantes de los 193 países (Somalia fue el último en unirse a la Convención, el pasado 10 de diciembre).

El secretario de la Convención de Naciones Unidas para el Cambio Climático, Yvo de Boer, ha incidido en la idea: “Ha habido progresos pero no lo suficiente pero ni siquiera cerca de presentar Copenhague como un éxito. No se trata de celebrar la victoria de una nación sobre otra, de un grupo sobre otro”.

Aunque con la asistencia de más de 110 jefes de Estado y de Gobierno a la cumbre se da por seguro que habrá algún tipo de acuerdo, las potencias están tensando la cuerda y con sólo tres días más de negociación los acuerdos siguen lejos.

El Príncipe de Gales, Carlos de Inglaterra, ha mostrado su lado ecologista: “El futuro de la humanidad sólo se puede asegurar si vivimos como parte de la naturaleza, no aparte de ella. Tenemos sólo siete años hasta que perdamos los mandos del control del planeta. La puerta de nuestro futuro se está cerrando”. Y también ha llamado al consenso: “Nuestra creciente situación precaria no se puede resolver con posiciones de ellos y nosotros. El aire que respiramos y el agua que bebemos no conoce fronteras”.

La cuenta atrás del clima

Actualidad Mundial, Día internacional preservación de la capa de ozono, ECOLOGIA, Economia y finanzas, News Alert, Noticias, Noticias Nacionales, Noticias y Crónicas, salud, Transformando Ciudades

Información tomada de elpais.com

1. África: “Dios se enfadó. Por eso no llueve”

La población del continente, cada vez con menos recursos, cada vez peor nutrida, sufre impotente las consecuencias del calentamiento. La ligazón entre cambio climático y hambre no puede ser más clara.

Más información

2. Asia: “El mar se tragó dos veces mi casa”

La subida del nivel del agua amenaza con anegar un 17% del territorio de Bangladesh – Unos 20 millones de personas pueden verse forzadas a emigrar

Más información

3. Suramérica: El pulmón del mundo enferma

La sequía deja aisladas a comunidades indígenas y convierte el Amazonas en un vertedero de peces – Brasil pide ayuda para frenar el calentamiento

Más información

4. Norteamérica: Largo adiós al negacionismo

EE UU ya siente en su territorio los efectos del aumento de la temperatura – Obama quiere crear empleo impulsando las energías renovables

Más información

5. España: El país se reseca

La Península es la zona europea que más lluvia perderá (un 20%) por el cambio climático, según un estudio oficial – La subida de temperatura medida desde 1970 duplica ya la media mundial

Más información

6. China: Shanghai se amuralla

La subida del nivel del mar amenaza con inundar la ciudad, motor económico del país – Cientos de kilómetros de diques intentan proteger la gran urbe

Más información

7. Europa del Norte: Viñedos en la tierra del frío

El calentamiento beneficiará al turismo y la agricultura en Escandinavia y el Báltico – El saldo económico puede ser positivo, pero con riesgo de catástrofes

Más información

8. Himalaya: Falta agua en el techo del mundo

Los glaciares del Himalaya retroceden más rápido que en cualquier otro lugar del planeta – Las aldeas indias acusan ya problemas de abastecimiento

Más información

9. Samsø: La isla más ecologista y rentable

Genera toda la electricidad que necesita con biodiésel, molinos y paneles – Sus habitantes son ejemplo para Dinamarca y además ganan dinero

Más información

10. Cuba: La primera línea de mar cotiza a la baja

Los huracanes son cada vez más frecuentes e intensos en la isla.- 200 pueblos costeros deberán ser trasladados o protegidos

Más información

11 Dinamarca: Milagro energético

Las claves de un modelo que permite que crezca el PIB pero no el consumo .- La industria danesa de renovables conquista el mundo

Más información

12 Japón: El ritual más contaminante

El Gobierno trata de reducir el consumo energético y la emisión de CO 2 en el baño diario de los japoneses.- Datos del Ministerio de Medio Ambiente nipón señalan que calentar el agua es la actividad que mayor energía consume en cada hogar, un 39% del total.

Más información

Caos en la cumbre del clima de Copenhague

Actualidad Mundial, Día internacional preservación de la capa de ozono, ECOLOGIA, Economia y finanzas, News Alert, Noticias, Noticias y Crónicas, salud, Transformando Ciudades

Los países africanos, apoyado por los miembros del G77, se ausentan de la mesa de conversaciones ante la negativa de los países ricos de negociar reducciones vinculantes.

El arranque de la semana decisiva de la Cumbre del Clima de Copenhague no ha podido ser más caótico. Mientras largas colas de gente aguardan fuera para poder entrar en un centro de conferencias totalmente desbordado, dentro los países africanos, apoyados por el G77 de los países en desarrollo, han vuelto a dar un golpe en la mesa y han abandonado los grupos de negociación por la negativa de los países ricos a hablar de reducciones de emisiones obligatorias.

“África ha tirado del freno de emergencia para evitar que el tren se estrelle al final de la semana. Los países pobres quieren un resultado que garantice reducciones profundas de las emisiones mientras que los países ricos están tratando de retrasar las negociaciones sobre el único mecanismo que actualmente tenemos para lograr este objetivo: el Protocolo de Kioto”, ha asegurado Jeremy Hobbs, director general de Oxfam Internacional.

Al parecer, los países africanos se han negado a continuar con las negociaciones a menos que se priorice las conversaciones sobre el segundo período de compromisos del Protocolo de Kioto. Según Hobbs, ” Australia, Japón y otros habían conseguido paralizar las discusiones sobre el Protocolo de Kioto. De las dos vías de negociación abiertas en Copenhague, sólo la del Protocolo de Kioto incluye mecanismo para la obligatoriedad legal de las reducciones de emisiones por parte de los países ricos”.

Evitar “la muerte de Kioto”

El presidente del grupo, el argelino Kamel Djemouai, había denunciado un intento por tratar de forma separada y mezclada elementos contenidos en las dos vías de negociación, la de Kioto y la de la Convención Marco de la ONU, según informa EFE. “Si aceptamos esta situación, firmaremos la muerte de Kioto, el único documento legalmente vinculante que existe. El próximo tratado deberá ser ratificado y hasta que entre en vigor pasarán más de los siete años que se tardaron con Kioto”, dijo Djemouai en rueda de prensa.

El grupo africano ya había advertido de que no seguiría participando en las sesiones plenarias si se dejaba fuera el protocolo de Kioto y propuso que se organizaran dos plenos con consultas informales, el primero sobre Kioto y, cuando finalice éste, se podría tratar los temas restantes de la convención.

La retirada africana fue minimizada por el secretario ejecutivo de la conferencia, Yvo de Boer, quien dijo que la presidenta de la conferencia, la danesa Connie Hedegaard, había establecido contacto con los distintos grupos de trabajo durante la mañana para coordinar la agenda.

De Boer ha rechazado además que haya países que estén bloqueando las negociaciones. Y, mientras tanto, en el Bella Center siguen las colas y se anuncian más restricciones de acceso.